Vende tu carro
Novedades

Cupra inicia una segunda etapa en su camino

La marca española presenta en Europa tres nuevos modelos, anuncia su avance hacia la electrificación total y quiere sumar nuevos mercados.

Cupra inicia una segunda etapa en su camino

En 2018 nació Cupra y se presentó como una marca disruptiva que se instalaba entre los segmentos masivos y Premium; en todo caso, es pertinente aclarar algo. Antes de ese año Cupra ya existía, era el nombre de los modelos deportivos de Seat. Luego llegó esa decisión que, para entonces, no parecía tan sensata y que con el tiempo confirma que fue acertada.

Cupra es hoy, tras cuatro años en el mercado, la vedette del Grupo Volkswagen. Tiene una gama de cuatro modelos (Ateca, Born, Formentor y León) y logró comercializar más de 100 mil unidades (80 mil solo en 2021).
Si en 2018 el negocio representaba 430 millones de euros, al cierre de 2021 el estimado era de 2.200 millones.

Además, es una marca joven, con 15 años menos de promedio que el resto de los emblemas del grupo alemán y fue capaz de traer de otras firmas a dos tercios de sus clientes.

Ahora, la marca inicia lo que denomina "nueva era". Solo para 2022 quiere multiplicar por dos la facturación, las ventas y la red de concesionarios, iniciando su internacionalización fuera de Europa con Chile, Australia y Colombia, cuyo lanzamiento se hizo apenas hace un mes, con la presentación del Formentor. Ahora reseñamos las novedades que acaba de presentar la marca en Europa y que determinarán su futuro.

Cupra Terramar

El primero de estos modelos será el SUV mediano Terramar, que arribará a inicios de 2024 como reemplazo del Ateca, que, como sabemos, es un modelo de Seat reacondicionado.

El Terramar será el último modelo de Cupra en ofrecerse con motor de combustión y, aunque solo se confirmó un híbrido enchufable (e-Hybrid PHEV), también lo encontraremos en versiones normales e híbridas ligeras (MHEV).

Con 4,5 metros de largo y 2,7 metros entre ejes, será un primo hermano del Audi Q3 e incluso compartirá línea de producción en la planta de Audi en Gyor (Hungría).

El nombre Terramar proviene de un viejo autódromo ubicado al sur de Barcelona, junto a la ciudad de Sitges, y fue el lugar escogido en 2018 para anunciar el nacimiento de Cupra y en 2022 para presentar estos nuevos modelos.

Cupra Tavascan

Del Tavascan hablamos desde que Cupra lo presentó como conceptual en 2019.

Esta vez pudimos ver la versión definitiva que llegará al mercado hacia finales de 2024 como un modelo 100% eléctrico.

Su silueta es propia de estos nuevos tiempos: una berlina estilo europeo, con un diseño deportivo y elementos que podrían hacerlo calificar como crossover.

Por construcción, es primo hermano del Volkswagen ID.4 y del Skoda Enyaq iV.

Si bien no se entregan datos concretos, debería ofrecer prestaciones similares que las mejores versiones de los modelos mencionados: casi 300 hp, batería de 77 kWh, autonomía de 480 km y una aceleración de 0 a 100 km/h en seis segundos.

Cupra UrbanRebel

El tercer modelo también salta de la propuesta de exhibición a la calle. En este caso, se basa en el conceptual del mismo nombre presentado en el Salón de Múnich en 2021.

Para ser honestos, lo presentado en Terramar no es el diseño definitivo, sino un segundo prototipo mucho más evolucionado y que todavía muestra elementos que difícilmente llegaran a producción, como los espejos y las llantas de gran tamaño.

Se mantiene como un hatchback compacto de cuatro metros de largo y 2,6 metros de distancia entre los ejes, con una estampa realmente deportiva.

En todo caso, Cupra anunció que cuando llegue al mercado "hará asequible la electrificación" y marcará hitos en cuanto a diseño y desempeño.

Utilizará la plataforma MEB Small del Grupo Volkswagen, una evolución de la base eléctrica exclusiva para modelos eléctricos pequeños y replicará muchos de los nuevos elementos de diseño presentado en este evento, como los faros LED de triángulos retroiluminados, las superficies musculosas y muy nervadas, y el frontal invertido, denominado "nariz de tiburón".

El interior es alucinante, con un volante que simula el control de una consola de videojuegos, los instrumentos con pantallas móviles y un head-up display de 180 grados.

En cuanto a desempeño, la marca anticipa un motor de 166 kW (226 hp) de potencia, una batería de 77 kW y una autonomía de 440 kilómetros, con la posibilidad de hacer el 0 a 100 km/h en menos de siete segundos.

La gama en 2025

Estos tres nuevos modelos se sumarán a la gama actual de Cupra, que perderá al Ateca, pero quedará integrada globalmente con una familia de siete miembros, esperemos que la mayoría lleguen a territorio nacional.

Los modelos actuales ganarán un rediseño que incluirá mucho de lo visto en los futuros vehículos y eso permitirá que ambas versiones del León (hatch y tourer) logren diferenciarse del modelo original de Seat.

El plan es muy ambicioso, pues Cupra quiere comercializar medio millón de unidades para 2025.

Marcelo Palomino, enviado recomienda

Cuentanos que opinas