Tecnología

KIA avanza en el mundo de la conducción autónoma

Lo hace con el desarrollo de la tecnología de control de crucero inteligente.

KIA avanza en el mundo de la conducción autónoma

KIA presenta un sistema denominado Primer Smart Cruise Control (SCC-ML) basado en el aprendizaje automático, una tecnología que incorpora los patrones del conductor en su comportamiento al manejar, creando una experiencia personalizada de conducción.

Esta tecnología que incorpora inteligencia artificial dentro de la función del Sistema Avanzado de Asistencia al Conductor (ADAS), será implementada en futuros vehículos KIA.

"El nuevo SCC-ML funciona mejor que la tecnología ADAS anterior para mejorar dramáticamente la practicidad de las características semiautónomas", dijo Woongjun Jang, Vicepresidente del grupo empresarial. "Continuamos realizando esfuerzos para desarrollar tecnologías innovadoras con el uso de inteligencia artificial para liderar la industria en el campo de la conducción autónoma".

El Smart Cruise Control (SCC) cuenta con una característica esencial de autoconducción y tecnología central para ADAS, manteniendo la distancia con el vehículo que se encuentra adelante mientras viaja a la velocidad seleccionada por el conductor. Además, es un sistema que aprende los patrones y hábitos del conductor por sí solo y de forma inteligente, es decir maneja con un patrón idéntico al del conductor.

El SCC-ML Smart Cruise Control (Sistema de Crucero inteligente) funciona de la siguiente manera: Primero, los sensores, como la cámara frontal y el radar, constantemente obtienen información de manejo y la envían a la computadora centralizada. Luego, la computadora extrae detalles relevantes de la información recopilada para identificar los patrones del conductor. Una tecnología de inteligencia artificial llamada algoritmo de aprendizaje automático se aplica durante el proceso.

El patrón de conducción se clasifica en tres partes: distancia respecto a los vehículos cercanos, aceleración (qué tan rápido se acelera) y capacidad de respuesta (qué tan rápido responde a las condiciones de manejo). Además, también se consideran las condiciones de conducción y las velocidades.

Por ejemplo, si el conductor mantiene una distancia corta con el vehículo del frente durante la conducción lenta en la ciudad o una distancia mayor cuando conduce rápido o en autopistas. Teniendo en cuenta estas diversas condiciones, SCC-ML realiza un análisis para distinguir más de 10 mil patrones, desarrollando una tecnología flexible de control de crucero inteligente que puede adaptarse a los patrones de cualquier conductor.

La información del patrón de conducción se actualiza regularmente con sensores, que reflejan el último estilo de conducción del conductor. Además, SCC-ML está programado específicamente para evitar el aprendizaje de patrones de conducción inseguros, aumentando su confiabilidad y seguridad.

Con el próximo Sistema de Asistencia para Conducción en Autopistas (Highway Driving Assist) que cuenta con asistencia automática para el cambio de carril, SCC-ML alcanza el nivel 2.5 de conducción autónoma.

Héctor Siza Morales recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos