Test drive

Fiat Uno Sporting, mini SUV ágil y funcional

Prueba de manejo de un modelo perfecto para el tráfico urbano. Tiene una excelente relación peso-potencia, la altura al techo es cómoda y se destaca la generosidad de espacio interior.

Fiat Uno Sporting, mini SUV ágil y funcional

Con un motor de 1.4 centímetros cúbicos, caja manual de cinco velocidades y un peso de 895 kilogramos, el Fiat Uno Sporting se convierte en una excelente solución de movilidad para quienes contemplan la compra de un primer carro o para los que buscan renovar.

Es un auto compacto, dirigido al segmento urbano, con la fuerza y el torque necesario para transitar por todo tipo de vías, incluyendo calles empinadas y empedradas como las de La Candelaria en el Centro de Bogotá.

La aceleración es pareja y en ningún momento se siente dificultad para arrancar por más inclinación que tenga la vía. Es ahí donde se hacen sentir sus 84 caballos de potencia a 5.500 revoluciones por minuto y un torque de 122 Newton Metro (Nm).

En su apariencia externa combina diseño y versatilidad en un concepto original, que se distingue por su defensa deportiva con difusores, apliques de color rojo en la parte frontal, luces antiniebla y faros sutilmente enmarcados con la línea roja que le da el toque sporting a la marca.

La vista lateral permite apreciar un vehículo de 3,77 metros de largo y 1,66 de ancho, con una altura al suelo de 19 centímetros, espejos eléctricos de color negro, con la direccional incluida y rines de aluminio bitono de 15 pulgadas.

Y en la parte trasera sobresale el tubo de escape doble central con puntas cromadas, que permite expulsar silenciosamente los residuos del motor. Tiene también sensor de estacionamiento y un amplio baúl de 290 litros, suficientes para llevar equipaje de tamaño moderado, pero caso de requerir mayor espacio para llevar carga, las sillas traseras se puede abatir, triplicando la capacidad del volumen que se puede llevar en este modelo.

La cabina del Uno Sporting tiene también varios detalles de color rojo en el timón y en las manijas de las puertas. La altura del timón se ajusta a las necesidades del conductor y los espejos con función Tilt Down en reversa, que se ajustan automáticamente cuando el carro está en reversa, para facilitar el parqueo.

Los asientos son cómodos tanto para el conductor como para los pasajeros de adelante y de atrás. Vienen tapizados en tela gris y negra, con la silueta demarcada de rojo en los espaldares y en los apoyacabezas, reiterando su deportividad en cada uno de los detalles.

El tablero es análogo y digital. En el primero se muestra el velocímetro, el tacómetro, la temperatura del motor y reloj, entre otros, y en el digital se indica la velocidad, el estado de las puertas y los sensores de reversa.

Recorrimos un poco más de 400 kilómetros en el Fiat Uno Sporting y el consumo promedio de combustible fue de 53 kilómetros por galón.

En la parte central interna del vehículo se destaca una gran pantalla digital, con funcionalidades de conectividad para equipos Android y Apple, radio, conexión Bluetooth, entrada USB y otras salidas auxiliares. La música se puede controlar desde el timón, así como el nivel del volúmen y el cambio entre emisoras y otras funcionalidades.

 

Bajo la gran pantalla está el control del aire acondicionado y algunos compartimientos para guardar los objetos personales. La guantera es generosa en espacio y se complementa con otros compartimientos en las puestas delanteras y en el techo. Al lado izquierdo del conductor hay también un estuche para las gafas.

En términos de seguridad ofrece, además del sistema de frenos con ABS, doble airbag en la parte delantera y distribución electrónica de frenado. El carro cuenta con llave de encendido codificada, alarma, seguros eléctricos con control de apertura a distancia y un sistema inmobilizador que evita que se lo lleven lejos.

La versión Sporting es la más equipada del Fiat Uno y se comporta de forma ágil, fácil de maniobrar, tanto en ciudad como en carretera, gracias a sus dimensiones, altura al piso y equipo mecánico, que sumadas a los detalles de info entretenimiento y diseño que proyectan un aspecto más dinámico y deportivo, hacen de este modelo una excelente opción en el segmento de los vehículos que se encuentran en el rango de los 35 a 40 millones de pesos.

Héctor Siza Morales recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos