Autos ecológicos

Autos híbridos y eléctricos obligados a hacer ruido

A partir de este mes, todos los modelos electrificados que se vayan a comercializar en Europa deberán incorporar un sistema de aviso acústico (AVAS).

Autos híbridos y eléctricos obligados a hacer ruido

Diferentes estudios encargados por la Unión Europea determinaron que la ausencia de ruido en los autos electrificados constituye un peligro para los peatones y otros actores de las vías, por lo que se decidió la implementación obligatoria de un sistema de aviso acústico (AVAS), que comienza a regir en Europa a partir de este mes.

En consecuencia, todos los autos 100% eléctricos o híbridos, cualquiera sea su tecnología, deberán incluir este sistema. Por ahora será obligatorio para todos aquellos modelos de nueva homologación (aun por comercializarse), pero desde el 1 de julio de 2021 se extenderá a todos los modelos que circulen en suelo europeo, independiente de cuando se hayan vendido. Con esto, la normativa acoge la solicitud de los fabricantes de tener tiempo para adaptar los modelos existentes en su gama.

Si bien esta normativa es nueva, muchos modelos ya lanzados al mercado cuentan con un AVAS, entre ellos, el Jaguar I-Pace (foto inferior). Otros, como el Nissan Leaf y el Toyota Prius, ofrecen estos sistemas pero en Japón, por lo que su introducción en Europa es cosa de tiempo.

Los sistemas de aviso acústico deben activarse automáticamente desde que el vehículo se pone en marcha y hasta una velocidad de 20 km/h. Los estudios indican que sobre esa velocidad se produce un ruido natural, tanto aerodinámico como de rodamiento, suficiente para que se pueda detectar su presencia, por lo que se desactivará también en forma automática. Este sistema también deberá activarse cuando se ponga reversa (salvo que el auto tenga un sistema de advertencia específico para esa labor) y no podrá ser desactivado manualmente por el conductor.

Respecto del nivel de ruido, la norma europea establece que el sonido deberá superar los 56 decibeles (equivalente a una conversación) y no exceder los 75 db, que es lo que generan los motores térmicos. Este ruido deberá ser continuo e “indicativo del comportamiento del vehículo”, por lo que debe tener variaciones en función de la velocidad; básicamente, la idea es que se asemeje lo más posible a un motor de combustión.

Cuando se trate de modelos híbridos, el AVAS no deberá generar ruido alguno cuando el motor térmico esté en funcionamiento, solo debe activarse cuando el inicio de marcha se realice en modo 100% eléctrico.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos