Novedades

Jaguar Land Rover presenta su nueva experiencia 4x4

La marca británica renovó su pista de Laguna Seca para ofrecerles a sus clientes lo mejor de una pista offroad.

Jaguar Land Rover presenta su nueva experiencia 4x4

El tener un vehículo Premium va más allá de la distinción, por lo menos así lo piensa Jaguar Land Rover. La firma europea ha creado una pista 4X4  con el fin de que sus clientes conozcan todas las bondades de su SUV – saber qué tipo de asistentes tiene el conductor, y cómo puede pasar los diferentes obstáculos offroad, sin preocupación alguna-.

La garantía de esta aventura, más allá de la pericia del conductor, está sustentada en la tecnología Terrain Response, que le permitirá a los usuarios realizar un test drive en condiciones muy similares a la de la difícil topografía colombiana.

La pista comienza con una recta de aceleración y frenado a más de 65 Km/h. La prueba tiene medio carril de pavimento y la otra parte pequeñas rocas y tierra. Ahí, las SUV´s de Land Rover sacan a relucir sus atributos de estabilidad y seguridad, ya que el vehículo se detiene por completo.

Además, los pilotos podrán entender cómo funciona el asistente de descenso y capacidad de torque en gravilla de un Land Rover al enfrentarse a una pendiente de 20° de inclinación en una colina de 4 metros de alto, durante la bajada el vehículo desciende sin accionar el freno gracias a su avanzada tecnología.

Siguiendo con la pista, el Land Rover Velar, New Discovery o Discovery Sport pasan sin inconvenientes un camino de piedras de 12 metros de largo por 4 de ancho, en el que se pone a prueba la suspensión de cada modelo para superar las rocas.

Como si esto fuera poco, la tracción se pone a prueba al máximo con dos pruebas de aceleración a 360° en dos tipos de terrenos inestables como lo son gravilla y arena. Aquí la capacidad de agarre y estabilidad frente a velocidad en curvas cerradas, de los vehículos Land Rover, es magnífica. 

Las dos pruebas más difíciles se encuentran al final de la pista 4x4. En primer término, las camionetas deben bajar a una fosa de llena de agua que cuenta con medio metro de profundidad que demuestran la tolerancia de vadeo.

Finalmente, las camionetas se enfrentarán a un obstáculo de concreto de 85cm de altura y 5.40 metros de alto. Para superar esta difícil prueba, las camionetas deberán pasar en diagonal dejando dos de sus llantas (una delantera y una trasera en el aire), momento en el cual, la repartición automática de tracción a las ruedas que están en tierra, se hace presente.

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos