Vende tu carro
Novedades

Chery Gene, ejercicio de diseño y movilidad que podría derivar en futuros modelos

Esta llamativa propuesta hace gala de un sinfín de tecnologías de avanzada, además de algunas soluciones futuristas para las nuevas generaciones.

Chery Gene, ejercicio de diseño y movilidad que podría derivar en futuros modelos

Chery acaba de presentar en China un radical prototipo llamado Gene. Aunque no lo creas, este auto probablemente anticipe un nuevo lenguaje de diseño para la marca. Nos parece excesivo, puesto que el fabricante asiático está "fresco" en los diseños vistos en la gama Tiggo Pro y en el Omoda 5, pero bueno, así son los chinos, los diseños no les duran mucho; son como el fast fashion del diseño automotor.

En el caso del Gene hay varias cosas interesantes, porque hay ciertos elementos, elegantemente trabajados, pero con un sabor 'retrofuturista'. Esto es aparente en las gruesas luces LED que envuelven el frontal y la zaga del modelo. A primera vista, parece como si fuera una pulsera con un adorno central, que es justamente donde encontramos el logo de Chery. Este elemento luminoso está inscrito en una gran máscara ovalada de color negro brillante, de la que emergen seis franjas luminosas que remarcan el cinturón iluminado y el logotipo de Chery, que también se ilumina. La parte baja es muy minimalista y solo deja ver un alerón plano que se curva en los costados, como si fuesen aletas o "cortinas de aire".

La carrocería del Gene es casi 'cruda', en color mate satinado y carente de todo tipo de pliegues, como si hubiese sido moldeado de una sola pieza, con algunos cortes menores para dar forma al umbral de las puertas y para marcar los pasos de rueda, pero nada más. Incluso, los rines de tipo turbina nos recuerdan a modelos de los años 80.

La parte de atrás es realmente pesada en volumen, con un enorme paral posterior, el mismo conjunto luminoso que vimos adelante, pero de color rojo y la ausencia de un vidrio trasero. De hecho, si sacáramos el habitáculo e invirtiéramos las luces, parecería una pequeña furgoneta de reparto.

Claro está, que la magia de un diseño tan crudo y minimalista, es que todos los trucos del auto quedan ocultos hasta que el usuario les presta atención o requiere de su función. Por ejemplo, lo que parece una sola puerta, en realidad son dos puertas, donde las traseras tienen apertura invertida, con lo que deja espacio para cuatro ocupantes con un volante recortado y una gran pantalla de 27" con el sistema Chery Galaxy Ecosystem, que ofrece dos modos: conducción y "metaverso" (autónomo). El misterioso frontal se abre y allí alberga dos drones y dos patinetas eléctricas mientras que en la parte de atrás también hay lugar para otras dos skates más. Esto es porque puedes usar estos medios para desplazarte en la ciudad y usar los drones como módulos de reconocimiento y hasta con soporte de realidad virtual (VR).

Con cinco metros de largo y casi dos metros de ancho, es un auto grande. La marca no indica nada sobre su sistema de propulsión o baterías, pero si le dan la luz verde, de seguro veremos una versión más descafeinada para la producción en masa, con alguno de los propulsores de la marca.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas