Vende tu carro
Tecnología

Los autos Mercedes-Benz se convertirán en centrales de pagos

Daimler se asocia con Visa para integrar en el auto una alternativa de comercio digital seguro.

Los autos Mercedes-Benz se convertirán en centrales de pagos

Una interesante asociación tecnológica acaban de firma Daimler Mobility y Visa, con el fin de ofrecer un sistema de pagos desde el automóvil. El conglomerado automotor indica que con esto se elimina la necesidad de ingresar contraseñas o depender de dispositivos móviles para la autenticación de pagos, puesto que el propio vehículo se convierte en un dispositivo habilitado biométricamente.

El sistema estará disponible desde el segundo semestre de 2022, inicialmente para los clientes de Mercedes-Benz en Reino Unido y Alemania, quienes podrán realizar pagos utilizando un sensor de huellas dactilares en el automóvil. Las compras se pueden realizar directamente a través del MBUX y pagar desde ahí mismo. 

Este sistema integrado de comercio electrónico nativo se une a la plataforma de pago global de Daimler Mobility llamada Mercedes Pay, que permite a los clientes comprar bienes y servicios directamente en su automóvil, incluidos los servicios Mercedes Me, la gasolina o el estacionamiento.

“Mercedes Pay es nuestro centro de competencia para el pago en el automóvil, a través del cual ofrecemos a nuestros clientes en todo el mundo servicios digitales perfectamente integrados en el ecosistema de Mercedes-Benz. En asociación con Visa, Daimler tiene como objetivo ofrecer pagos nativos en el automóvil que cumplan con los requisitos de autenticación de una manera segura y fácil de usar. No hay nada más conveniente que autorizar un pago con tu huella dactilar”, indica Franz Reiner, director ejecutivo de Daimler Mobility.

Daimler será la primera empresa automotriz del mundo en incorporar Visa Cloud Token Framework en sus vehículos. El Cloud Token Framework de Visa es una tecnología de seguridad basada en la nube que permite una mayor flexibilidad en múltiples dispositivos, en la medida que protegen y eliminan información de pago confidencial al convertir los datos y almacenarlos de forma segura.

También permiten el emparejamiento de varios dispositivos dentro y fuera del automóvil, que luego se integran directamente con las credenciales bancarias del consumidor. Esto mejora significativamente la experiencia de pago general, pues los consumidores ya no necesitan ingresar números de tarjeta largos para completar una compra o cambiar entre dispositivos para autenticar pagos.

Daimler estima que en los próximos dos años, los automóviles conectados aumentarán a más de 352 millones en todo el mundo y el volumen total de pagos en el automóvil alcanzará aproximadamente 86 mil millones de dólares para 2025.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas