Vende tu carro
Test drive

Prueba de manejo Kia Sonet, mucho más que una carrocería bonita

El nuevo SUV de entrada a la marca coreana ofrece un habitáculo generoso, buen desempeño y gran conectividad.

Prueba de manejo Kia Sonet, mucho más que una carrocería bonita

Kia es una marca que viene remando fuerte y con buen viento en el país para recuperar ese protagonismo que la caracteriza; sin embargo, al carecer de los productos idóneos no podía competir en los segmentos de mayor crecimiento, como sucede en el nicho de entrada de los vehículos utilitarios deportivos.

Con la llegada de la Kia Sonet cumplimos nuestro ofrecimiento de ampliar nuestro portafolio de productos incursionando en los segmentos con mayor demanda del mercado colombiano, además de continuar en la apuesta de incrementar nuestras ventas y lógicamente nuestra participación de mercado”, eso dijo en el lanzamiento del modelo Ramiro Cornejo, gerente general de Kia para Colombia.

En realidad, son dos modelos los que presenta este año el fabricante coreano en el país para aprovechar la bonanza local por los SUV; el primero de ellos es el Kia Seltos, que se lanzó en Colombia a mediados de julio y que ya en agosto pasado se consolidó como la camioneta más vendida por la marca en territorio nacional.

Considerando que el Seltos es un SUV mediano, justo en la nota que lo reseñamos les decíamos que todavía quedaba espacio para acomodar otro vehículo; es decir, un SUV compacto que le permitiera a la marca coreana ampliar su oferta en el nicho donde más se pescan compradores. Pues bien, ese modelo es la Sonet, que también se produce en India.

Para iniciar, veamos de dónde surge el nombre de este modelo, lo que nos permite advertir hacia qué público se orienta la camioneta que llega a ocupar el primer peldaño en la escalera SUV de la marca coreana. Sonet es el resultado de integrar las fracciones “so” (por social) y “net” (por network). Ello orienta este vehículo hacia las nuevas generaciones, a quienes valoren no solo el diseño, sino también el carácter “usable” del vehículo y la conectividad.

Kia Sonet: dimensiones y exterior

La Sonet es un SUV de diseño más bien tradicional para los cánones modernos y que resulta atractivo para los usuarios más jóvenes. Tiene dos segmentos bien marcados, con líneas muy angulares y exuda robustez por donde se le aprecie.

Acertadamente, incluye toda clase de aditamentos que se utilizan para realzar la sensación SUV, como molduras plásticas en el contorno inferior de la carrocería, protecciones bajas en los extremos (skid plate), rines de gran tamaño (de 16” y bitono en todas las versiones) y barras de techo; acá se debe precisar que este último accesorio es exclusivamente estético y no funcional. 

Por dimensiones, la Sonet encaja en la parte baja del segmento B. Mide 4.120 mm de largo, 1.790 mm de ancho, 1.642 mm de alto y tiene 2.500 mm de distancia entre los ejes. Si la comparamos con sus rivales directos, es más compacta que el nuevo Nissan Kicks (este último tiene 189 mm más de largo y 120 mm más de distancia entre ejes), pero ofrece más capacidad que el Honda WR-V, pues el japonés tiene 120 mm menos de largo y 55 mm menos de distancia entre ejes.

El frontal la identifica claramente como miembro del linaje Kia, con la típica “Nariz de Tigre” bien plantada, aunque más ancha que en otras ocasiones, la cual se sostiene por una gruesa barra cromada y se integra con los faros delanteros, que en ninguna de las versiones ofrecen luz LED, siendo un punto bajo en la comparativa con otros modelos.

Entre lo más llamativo del diseño está la barra que cruza la zaga e integra las luces traseras, pero que inexplicablemente no ilumina; lástima, dejaría una linda firma luminosa. También nos gustan detalles como la extensión en plástico negro que decora el paral posterior, las manijas del color de la carrocería y el buen despeje al suelo de la carrocería (20,5 cm). Desde la versión Vibrant (la que tuvimos a prueba) se incluyen exploradoras y espejos exteriores eléctricos y abatibles, mientras que en la versión tope (Zenith) añade sun roof.

Kia Sonet: interior y habitabilidad

En el habitáculo de la Sonet, lo primero que advertimos es que visualmente es más grande en el exterior que en el interior; en todo caso, nos sorprende y agrada el buen espacio que se reserva para los ocupantes de la banca posterior, quienes disponen a lo ancho de 125 centímetros para acomodar hasta tres ocupantes; eso sí, condicionados a solo dos si son de talla grande.

Aparte del buen espacio para las piernas y la cabeza para los ocupantes traseros, también hay lugar para meter los pies por debajo de los asientos. Un detalle que consideramos se debe revaluar es que el espaldar de la silla posterior es enterizo y creemos debería tener una sección abatible, para darle más versatilidad al acomodar objetos en el área de carga, cuya capacidad es de 392 litros (la del Kicks es de 432 litros y la del WR-V es de 363 litros).

Las plazas delanteras son cómodas y muy visuales. Lo mejor es que la del conductor tiene ajuste en altura, a lo que suma un volante con formato en “D” que también tiene ajuste en altura; con ello se puede encontrar la posición de manejo óptima con relativa facilidad. De igual forma, el tablero es muy intuitivo y fácil de manipular, dejando todos los mandos a la vista y al alcance de la mano.

El diseño del tablero se integra con tres grandes elementos: una pantalla central flotante y táctil de 8,0" en todas las versiones, la cual destaca por su buena resolución y lo fácil que resulta su uso, puesto que además ofrece mandos de acceso directo. Justo debajo está la unidad que controla la climatización, que exige algo de tiempo para acostumbrarse, pero que es de buena gestión.

Finalmente está el cuadro de instrumentos, que, visualmente parece integrado a la pantalla central, y eso da la sensación de un formato tipo cine. Por su parte, los instrumentos son mixtos, con un velocímetro digital (con números gigantes), una pantalla central para el computador de abordo de 3,5” (es de 4,2” en la versión Zenith) e indicadores laterales analógicos. En realidad, su visibilidad y funcionalidad no tienen reproche.

En cuanto al tacto de los plásticos y acabados que integran la cabina, la verdad es que no es la principal fortaleza en el habitáculo, considerando, sobre todo, el nivel de precios y los competidores que debe enfrentar. En todo caso, lo que sí destacamos es la calidad de ensamble y el buen nivel de insonorización que se percibe a bordo.

Kia Sonet: equipamiento y seguridad

Como suele suceder, la Sonet se reserva lo mejor en esta materia para las versiones más altas, por lo que la Sonet Emotion se debe defender con apenas dos airbags, frenos ABS con EBD, sensores y cámara de reversa con guías dinámicas y sistema de anclaje Isofix; sin embargo, no cuenta con control de estabilidad, recurso que resulta casi que indispensable en esta gama de precios. Aquí hay que precisar que el origen de la Sonet no favorece su precio, pues con India no hay tratado de libre comercio y por ello se le cargan todos los impuestos habidos y por haber, lo que deja en desventaja a este SUV frente a otros modelos.

Afortunadamente, la marca compensa el tema de seguridad desde la variante intermedia (Vibrant) al añadir airbags laterales y de cortina, el mencionado ESP, asistente de arranque en pendientes y control de tracción.

En cuanto a comodidad, todas las versiones tienen buen nivel de conectividad, con la pantalla de infoentretenimiento de 8", compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico (en este caso, se reserva a ciertas marcas de celular), dos puertos USB y Bluetooth. También incluye apertura de puertas sin llave, controles de audio y reconocimiento de voz en el volante.

La Kia Sonet además dispone de vidrios y espejos eléctricos, aire acondicionado (con climatizador automático desde Vibrant), volante multifunción y encendido automático de luces. Por su parte, la versión Zenith suma palanca de cambios y asientos con tapicería en cuero y pedales en aluminio.

Kia Sonet: mecánica y desempeño

Todas las versiones Sonet se ofrecen con un motor a gasolina de cuatro cilindros y 1,5 litros, que genera 114 caballos de potencia y 144 Nm de torque. Aquí se debe resaltar una novedad de este propulsor, con bloque y culata de aluminio, y es que tiene ocho inyectores, por lo que atomiza mejor la mezcla y así logra una combustión más eficiente; ello redunda en menores emisiones contaminantes y favorece la cuota de potencia y torque.

Si bien el motor de la Sonic se puede asociar a una transmisión manual de seis velocidades, otra novedad es que se trata de la primera camioneta que ofrece Kia en Colombia con transmisión CVT. Acá el gran plus, frente a productos de la competencia, es que esta transmisión continuamente variable permite simular seis marchas y eso le aporta más “alegría” a la conducción, frente a una transmisión CVT convencional.

En general, nos gustó mucho el motor, puesto que ofrece el justo dinamismo considerando el tamaño del auto y su aceptable relación peso/potencia (9,6 kilos por cada caballo). Empuja desde bajas revoluciones y sostiene convenientemente a medida que sube en el régimen. Eso, pese a que creemos que la transmisión mecánica debe explotar mejor el rendimiento del motor.

La transmisión continuamente variable reacciona algo lento cuando se gestiona en “Drive” y siempre busca llevar el motor en un régimen eficiente más que efectivo, que es lo que el conductor necesita en determinado momento. Al conducir en modo manual, es cuestión de aprovechar los cambios simulados y entonces se advierten las bondades de este motor.

Un plus adicional para la versión Zenith es que incorpora un selector de modos de manejo (Eco, Normal y Sport) y de terreno (Arena, Barro y Nieve) que le permite al usuario acoplar la conducción de acuerdo con las condiciones de la vía.

El agarre y el nivel de aplomo en la vía son muy buenos, al mejor estilo de lo que tradicionalmente ofrecen los utilitarios deportivos de la marca surcoreana. Es estable, puesto que la suspensión reforzada copia todo muy bien y mantiene el auto bien pegado al piso, pese al natural despeje por su naturaleza SUV; de hecho, la Sonet tiene esa típica puesta a punto de Kia que transmite a las manos del conductor todo lo que pasa en el entorno.

Otro plus a favor de la camioneta más pequeña de Kia es que, gracias a su contenido peso en la báscula (1.095 kilos), la gestión del sistema de frenos es más que destacada y eso que atrás usa tambores, mientras que adelante recurre a discos ventilados de 11”.

En síntesis, este vehículo fabricado en la India es una real opción para quienes gustan de Kia, buscan un SUV compacto amplio y bien diseñado, a la vez que privilegian la conectividad. Entre sus fortalezas resaltamos un diseño exterior sobrio, musculoso y moderno; así como el bienestar del habitáculo, el gran espacio para los ocupantes traseros, la buena respuesta del motor y el alto nivel de aplomo en su andar.

Kia Sonet - institucional

Elkin Chávez recomienda

Cuéntanos que opinas