Vende tu carro
Novedades

¿Llegó el fin de las transmisiones manuales en los automóviles?

Estaban a la baja, pero ahora más, debido a los sistemas de seguridad inteligentes y a los autos eléctricos.

¿Llegó el fin de las transmisiones manuales en los automóviles?

Hoy más que nunca, las transmisiones manuales de los automóviles están en peligro de extinción. Ahora, además de las preferencias de los consumidores, que se inclinan por vehículos con cajas automáticas, la transmisión operada por tres pedales se enfrenta a amenazas tecnológicas.

Debido a la aparición de sistemas de seguridad inteligentes y la proliferación de modelos híbridos y eléctricos, así como de la conducción autónoma, las cajas manuales disminuyen cada vez más su, ya de por sí, menguada participación de mercado.

De acuerdo con ZF Group, proveedor de autopartes (entre ellas transmisiones), la participación de mercado de las cajas manuales en Norteamérica es de apenas el 1,2%.

Si bien las funciones de seguridad, como el control crucero inteligente y el frenado automático de emergencia, también son compatibles con los automóviles con caja manual, tienen mejor funcionamiento con las automáticas.

Este mejor desempeño de los sistemas de seguridad inteligentes con las transmisiones automatizadas se debe a que el software que congrega la información de cámaras, radares, láseres y otros sensores tiene un enlace menos complejo, a la vez que fueron ideados para vehículos automáticos.

Al mismo tiempo, transferir estas tecnologías a los vehículos con transmisión manual para su óptimo funcionamiento se traduce en fuertes inversiones económicas por parte de los fabricantes, que seguramente no están dispuestos a hacer al notar desde hace décadas un declive en la demanda de los vehículos de tres pedales.

A lo anterior hay que sumar que el pronóstico indica que pronto la mayoría, por no decir que todos los vehículos, deberán equipar de serie con frenado automático de emergencia.

Otro factor que provocará que las cajas manuales agudicen su declive es la proliferación de los autos eléctricos, puesto que estos vehículos no requieren cajas de varias marchas; a cambio, se las arreglan con una transmisión de una sola velocidad para regular el motor eléctrico.

En el caso de los vehículos híbridos, agregar una caja manual requiere tecnología adicional, como un embrague electrónico, para garantizar un cambio perfecto entre la combustión interna y la energía eléctrica. Obviamente, esto incrementaría el costo del vehículo.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas