Tecnología

BMW patenta un volante de tipo joystick

¿Será el nuevo mando de sus vehículos autónomos?

BMW patenta un volante de tipo joystick

La industria del automóvil avanza a pasos agigantados y la mayoría de los componentes utilizados evolucionan o cambian significativamente con cada actualización. Hoy en día, son pocos los elementos que se conservan y uno de ellos es el tradicional volante circular que encontramos en el 95% de los autos.

En su momento, algunas marcas se han arriesgado por darle una nueva apariencia menos convencional al timón, con formas ovaladas, rectangulares o hexagonales, como los utilizados en algunos de los deportivos actuales, como Lamborghini, Corvette, Ferrari o en modelos como el Chrysler Imperial de 1962.

Adicionalmente, otra de las apuestas fuertes dentro de la industria tiene que ver con la conducción autónoma y con esto queremos decir que, los fabricantes también podrían comenzar a cambiar la concepción que tenemos de la conducción tradicional, para ofrecer nuevas alternativas que nos permitan dirigir los autos en un futuro no muy lejano.

El uso del joystick, como posible herramienta, se ha utilizado en algunos prototipos de distintas marcas, como el Hyundai Prophecy, aunque sin nada que involucre seriedad para ser instalado en algún modelo de producción.

Pero antes de ser considerado como posible configuración o como la visión del futuro de algunos fabricantes, BMW decidió que es momento de patentarlo. Sin embargo, no sabemos si es con el fin de utilizarlo en sus modelos autónomos o simplemente como una estrategia para adoptarlo en una nueva oferta en la gama.

El boceto fue filtrado por el foro i4Talk y muestra dos mandos muy similares a los utilizados en la aviación, conectados mediante un eje central, que pareciera contar con tecnología táctil para gestionar los sistemas, moverse entre los menús disponibles y accionar los controles de cambio de marcha, direccionales y estacionarias.

Esta modificación sugiere una reinterpretación de los sistemas de conducción autónoma, con el fin de darle más protagonismo a este apartado, pues, por mucho que los autos se conduzcan solos, indudablemente existirán situaciones específicas en las que deberemos tomar el control de los mismos.

Pero no sabremos más sino hasta dentro de algunos años, cuando veremos cómo toma forma la versión real de esta nueva patente, pero mientras esperamos, sigamos disfrutando del placer de conducir.

Astrid Zapata recomienda

Cuéntanos que opinas