Autos ecológicos

Tecnología de Bosch alarga vida útil de las baterías de los autos eléctricos

Se recurre a la inteligencia digital, basada en la nube, para mantener por más tiempo el rendimiento de tales componentes.

Tecnología de Bosch alarga vida útil de las baterías de los autos eléctricos

Así como el estrés hace que las células del cuerpo humano envejezcan más rápido, sucede lo mismo en el caso de las células de las baterías de los vehículos eléctricos. Entre más viejas sean las baterías, menor será su rendimiento y capacidad, lo que acorta la autonomía del vehículo.

Para favorecer la durabilidad de las baterías, Bosch desarrolla nuevos servicios en la nube que complementan los sistemas de administración, con el fin de extender su vida útil.

Una de las funciones de software inteligente en la nube (Battery in the Cloud) es analizar en forma continua el estado de la batería y tomar las medidas adecuadas para prevenir o retrasar el envejecimiento celular. Esto puede minimizar hasta en 20% el desgaste de la batería, el componente más costoso de un vehículo eléctrico.

Al compilar en tiempo real los datos del vehículo y el de su entorno, los servicios en la nube utilizan esta información para optimizar cada proceso de recarga y proporcionar a los conductores consejos de conducción personalizados sobre cómo conservar la energía de la batería a través de la pantalla del tablero.

Una de las empresas que sacará provecho del Battery in the Cloud, es DiDi, que adquirió esta tecnología para equipar una flota de vehículos piloto con servicios de baterías Bosch en la ciudad de Xiamen, China.

Análisis preciso en tiempo real

Está comprobado que la carga rápida de la batería, un alto número de ciclos de carga, un estilo de conducción muy deportivo y temperaturas ambiente extremadamente altas o bajas son fuentes de estrés para las baterías, lo que hace que envejezcan más rápido. Así que, con los servicios basados ​​en la nube de Bosch, es posible contrarrestar tales factores.

Todos los datos relevantes de la batería, por ejemplo, temperatura ambiente actual y hábitos de carga, se transmiten en tiempo real a la nube, donde los algoritmos de aprendizaje automático evalúan la información. Con estos servicios, Bosch no solo ofrece un visor del estado actual de la batería en cualquier momento, sino que además permite hacer un pronóstico confiable de la vida útil y el rendimiento restante de la batería por primera vez.

Proteger las células contra el envejecimiento

Debido a que las baterías completamente cargadas envejecen más rápido a temperaturas ambiente particularmente altas o bajas, la tecnología de Bosch garantiza que las baterías no se carguen 100% cuando las condiciones son demasiado altas o bajas. Al reducir la carga de la batería en solo unos pocos puntos porcentuales, la batería se protege contra el desgaste involuntario.

De igual forma, los datos en la nube también ayudan a mejorar el mantenimiento y la reparación de la batería. Tan pronto como se identifique una falla o defecto de la batería, por ejemplo, se puede notificar al conductor o al operador de la flota. Esto aumenta las posibilidades de que una batería pueda repararse antes de que se dañe irreversiblemente o deje de funcionar por completo. Finalmente, los servicios en la nube también optimizan el proceso de recarga en sí, el cual es uno de los mayores obstáculos para crear un mercado masivo de electromovilidad; en este caso, se corre el riesgo que las celdas de la batería pierdan permanentemente parte de su rendimiento y capacidad.

El software inteligente en la nube puede calcular una curva de carga individual para cada proceso de recarga, independientemente de si se lleva a cabo en el hogar o en otro lugar, esto significa que la batería se recarga al nivel óptimo, lo que ayuda a conservar las células.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos