Test drive

JAC Frison T8 2020, contacto en Hafei con esta poderosa pickup 4x4

Se trata de una variante no solo de aspecto más rudo y atractivo, sino también, con mayor equipamiento

JAC Frison T8 2020, contacto en Hafei con esta poderosa pickup 4x4

Hefei, China. En el marco de nuestra visita relámpago a las instalaciones de la marca china JAC, tuvimos oportunidad de conocer brevemente el otro de los lanzamientos, además de la SEI4 2020, que la firma tiene planeados para el 2019.

El vehículo en cuestión es la pick up mediana Frison T8 2020, se trata una variante con sistema de tracción 4x4, con más equipamiento y con retoques en materia de diseño para brindarle un aspecto más rudo y atractivo, del modelo Frison T6. Es, en otras palabras, un producto de corte aventurero y más orientado para actividades recreativas al aire libre, que en el trabajo rudo.

Agresiva apariencia

La T8 dispone de un motor de 4 cilindros turbo que entrega 190 hp y 214 lb-pie de torque y que va asociado a una transmisión manual de seis velocidades, la tracción a diferencia de la T6 que es trasera, es 4x4 con funciones 2H, 4H y 4L que se seleccionan mediante unos botones ubicados en el tablero.  

El gran elemento faltante aquí es la opción de una transmisión automática, algo que según nos comentaron ya se encuentra en desarrollo. Quizá este sea un factor de poca importancia considerando pick ups de trabajo como la T6, pero en el caso de la T8 y el posicionamiento que tendrá, es algo que JAC debiera tratar de solucionar lo antes posible.

En el exterior lo primero que resalta es la inmensa parrilla cromada de forma trapezoidal que tiene dos gruesas barras horizontales y en donde se muestran bien grandes el nombre JAC en negro brillante. Por su parte, los grupos ópticos ya sean los principales o los de niebla son distintos a los que se utilizan en la Frison T6. Sin lugar a dudas, es la parte frontal la que más se diferencia entre las dos pick ups.

Sin embargo, en el costado tenemos unos arcos de rueda cubiertos en plástico negro, el estribo es más grande y para rematar la apariencia más atractiva, los rines de aluminio son bitono de 18 pulgadas.

Interior, entre azul y buenas noches

En el interior, la cabina tiene acabado bicolor (café y negro en la unidad de muestra), la parte central del tablero es suave al tacto con pespuntes reales en color contrastante, mismo acabado que encontramos en asientos y forro del reposabrazos central. Por su parte, el plástico superior del tablero es duro, pero no brilloso, con lo cual no hay reflejos molestos en el parabrisas.

Adicionalmente, los plásticos utilizados en: parte baja de tablero, paneles de puertas y consola central también son duros al tacto. El único inconveniente que noté fue la manera en que combinan con otros elementos como la botonera de los cristales eléctricos, ya que por un lado, esas uniones podrían estar mejor cuidadas y por otro, se nota demasiada diferencia entre un plástico y otro. Pero en lo general, podría decir que la ejecución es correcta si la comparamos con una Toyota Hilux o una Mitsubishi L200, aunque si se queda atrás comparada con una Chevrolet Colorado o bien una Toyota Tacoma, sin dejar de considerar que éstas últimas, son pick ups destinadas a un mercado maduro y muy exigente como el de EE.UU.

En cuanto al equipamiento, la pantalla central táctil es grande, con buena resolución, aunque hay que comentar,  que no cuenta con perillas para la selección de volumen o estación, se hace mediante una posición táctil dentro de la misma pantalla, un punto en contra, ya que es una solución quizá llamativa, pero menos ergonómica. El aire acondicionado es manual, cuenta con volante multifunción y encendido mediante llave inteligente.

El manejo

Las condiciones para conocerla no fueron las ideales para poder emitir el mejor juicio, primero porque la pista de pruebas de JAC tenía un concreto en condiciones óptimas, y segundo, porque no la sometimos a ningún esfuerzo de consideración.

Sin embargo, si puedo comentar un par de cosas relacionadas al manejo. En primer lugar, el ajuste de la suspensión es bastante cómodo, nuevamente sin olvidar que se trataba de una superficie en perfectas condiciones, el aislamiento es bueno y la capacidad del sistema de frenos es sorprendente. Pudimos efectuar una prueba de frenado de emergencia y transmite mucha seguridad, no se descoloca en absoluto.

Adicionalmente, también es notable la buena capacidad de curveo que tiene, aun considerando la altura y la geometría del eje trasero y esto se debe a que el eje frontal tiene horquillas dobles, con lo cual apunta con bastante precisión y permite hacer cambios de dirección con buena compostura.

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos