Autos clásicos

Peugeot 505: este elegante sedán cumple 40 años

La marca del León celebra las cuatro décadas de un modelo que conquistó al mundo.

Peugeot 505: este elegante sedán cumple 40 años

En 1979, Peugeot lanzó al mercado al sustituto del 504, un modelo icónico que definió para siempre el estilo de la marca gala, con sus faros inspirados en los ojos de Sofía Loren. Se trataba del 505, un modelo que anticipó antes que todos, la idea de producto global, con ocho lugares de fabricación y 1,3 millones de unidades vendidas hasta 1997.

Un gran nombre para el diseño

La firma estética exterior del Peugeot 505 está rubricada por un nombre rutilante: Pininfarina. El interior, también: Paul Bracq, responsable de diseños para BMW y Mercedes-Benz en los albores de la segunda mitad del siglo XX. Estéticamente, se enmarcaba en la saga de los grandes sedanes de la marca.

Su exterior, se destacaba por su dinamismo y su estética atrevida para la época. Su habitáculo, elegante, iba de la mano de otras ideas de Bracq para la marca francesa, como los concepts Quasar, Próxima y Oxia.

En todo el mundo

El 505 se produjo en Francia, España, Chile, Egipto, Argentina, Nueva Zelanda, China e India. Si bien parece normal hoy, estos dos úlitmos países no eran un destino tan mentado en aquella época. Incluso, el 505 tuvo un gran éxito en Estados Unidos, un lugar históricamente complicado para las marcas europeas.

Fue uno de los últimos modelos del León en decir presente en el país del norte. Era normal verlo como uno de esos taxis amarillos de Nueva York y Los Ángeles. En 1984 alcanzó su cénit, cuando se matricularon 20.000 unidades. En total, se despidió de su último mercado (China) con 1.351.254 unidades vendidas hasta 1997.

Atrás va lo bueno

El modelo fue también el fin de toda una era para Peugeot, al ser el último sedán en utilizar la propulsión trasera, tradición arraigada en la historia de Peugeot. Además, fue bastante versátil, funcionando como ambulancia, vehículo policial, auto militar, auto fúnebre e incluso pick-up doble cabina. Dangel llegó a preparar una versión 4x4 asociada al motor turbodiésel de 110 CV.

El lanzamiento de su versión familiar, presentada en el Salón de Ginebra de 1982 permitía disponer de tres filas de asientos para ocho pasajeros. En un mundo donde las SUVs dejan atrás a los vehículos familiares, el 505 es un gran ejemplo de lo útiles y prácticos que son estos modelos.

 

Federico Treguer recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos