Vende tu carro
Tecnología

CarPlay podría operar más funciones del auto

El proyecto IronHeart busca una integración más profunda entre el celular y algunas operaciones del vehículo.

CarPlay podría operar más funciones del auto

Apple CarPlay y Android Auto marcaron un antes y un después en la forma en que los teléfonos celulares se integran al funcionamiento de nuestro auto. Bien sea porque son técnicamente pequeños computadores, nos permiten contar con funciones avanzadas de conectividad, de una manera mucho más eficiente e inmediata que los sistemas operativos de nuestros autos. Con tan solo sincronizar nuestros teléfonos, tenemos acceso a música, llamadas, calendarios y navegación, todo con una interfaz ergonómica y fácil de operar mientras conducimos.

Hoy, todas las marcas desarrollan aplicaciones y funciones especiales para nuestros teléfonos, con las que pueden sincronizarse a nuestros autos y sumar funciones tales como encendido remoto o rastreo satelital. Incluso, si se trata de autos eléctricos, hasta puedes programar y monitorear los ciclos de carga.

Pero en Apple quieren más. Por lo mismo, durante estos días se habla mucho del proyecto IronHeart, un interesante plan de trabajo con el que se busca que Apple CarPlay pueda ofrecer una integración más avanzada con el sistema eléctrico de nuestro auto. 

Si me preguntan, ciertas funciones digitales ya se ofrecen en algunas radios aftermarket, las cuales tienen conexión OBD-II y pueden desplegar en tiempo real el monitoreo de algunas funciones vitales de nuestros autos, en especial quienes gustan del tuning. Imagina eso, pero con control sobre la climatización, estadísticas de consumo y la operación de vidrios o ventanas. Para lograr esto, el sistema multimedia debe tener algún tipo de enlace o protocolo con el sistema eléctrico del auto, en especial con la ECU. Además, las marcas (que es lo que Apple espera) deben sumarse a este proyecto, lo que le permitiría a CarPlay aprender a interpretar dichas señales eléctricas y así incorporar algún software integrado o alguna capa que pueda comunicarse entre ambos.

Es curioso, considerando que Apple hizo algún ruido con su idea de construir su propio auto. A lo mejor reconsideraron la idea y ven más viable comenzar a una escala menor. El tema está en los que gana Apple por ofrecer este sistema, puesto que puede ser muy conveniente para nosotros como usuarios, pero el equipo de la “manzanita” podrá monitorear y aprender mucho de cómo nos relacionamos con los autos y sus funciones, más allá del entretenimiento. 

No se dice nada aún sobre IronHeart, o sobre qué marcas piensan ayudar a Apple. Como Google ya tiene sus alianzas establecidas para crear un sistema operativo integrado, es obvio que los del iPhone no quieren quedarse atrás. La última vez que vimos a Apple trabajar con un fabricante en materias de integración, fue con BMW, quienes habilitaron el sistema Apple CarKey, que permite abrir el auto con el teléfono.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas