Autos ecológicos

Audi quiere ser el fabricante de vehículos más ecológico

La marca espera reducir un 30% las emisiones de CO2 en el ciclo de vida de sus vehículos para 2025.

Audi quiere ser el fabricante de vehículos más ecológico

Audi es uno de los primeros fabricantes de automóviles en comprometerse con el Acuerdo Climático de París. Para ello, la marca se fijó el objetivo de reducir sucesivamente en 30% las emisiones de CO2 específicas del vehículo para 2025 (en comparación con 2015) y durante todo el ciclo de vida del producto.

Para cumplir esta meta, la marca de los cuatro aros basa su estrategia en el automóvil eléctrico, que tiene la mejor huella de carbono de todos los sistemas de accionamiento durante toda su vida útil. Esta iniciativa comenzó con el lanzamiento al mercado del e-tron y con la llegada del e-tron Sportback. Esto será seguido por las versiones producidas en serie del e-tron GT concept y el Q4 e-tron concept.

Audi planea ofrecer 30 modelos electrificados para 2025, 20 de los cuales serán exclusivamente eléctricos; con ello, la proporción de vehículos electrificados ascenderá al 40% de las ventas totales. Igualmente, la marca sigue desarrollando motores convencionales con la tecnología mild-hybrid con sistema eléctrico de 48 voltios, así como vehículos híbridos enchufables.

Audi e-Tron 2020

Ahora bien, debido a que la producción de automóviles eléctricos requiere más energía que los modelos con motores de combustión, Audi se ha fijado el objetivo a largo plazo de hacer 100% ecológica la cadena de suministro. Desde finales de 2018, la compañía viene realizando talleres de CO2 con sus proveedores para acordar medidas efectivas. Los grandes ejes que se atacan son el uso de energías regenerativas, el cierre de ciclos de materiales y una mayor proporción de materiales reciclados.

En el futuro, Audi también tiene la intención de operar sus plantas con una base neutral de CO2 en equilibrio para lograr el hito 2025. Como parte del plan, la planta de Bruselas desempeña un papel pionero al respecto, siendo neutral en CO2 desde el inicio de la producción del Audi e-tron, en 2018. Gracias al cambio a electricidad verde y el suministro de calor a partir de fuentes de energía renovables, la fábrica ha reducido sus emisiones de CO2 en un total de hasta 40.000 toneladas por año.

El siguiente paso es la conversión de la planta de automóviles y motores de Győr (Hungría). Este año se construirá allí el sistema de techo solar más grande de Europa, con una potencia máxima de 12 megawatts en los techos de los dos centros logísticos de Audi en dicho país, cubriendo un área aproximada de 160.000 metros cuadrados. Esta fuente de energía, que empezará a funcionar en 2020, producirá más de 9,5 gigawatts/hora de energía anualmente, lo que equivale a las necesidades energéticas de 5.000 hogares.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos