Industria

Ford anuncia su nueva estrategia de negocios para Europa

Anuncia al menos 4 nuevos modelos para los próximos años y una gama completa electrificada.

Ford anuncia su nueva estrategia de negocios para Europa

Ford está en viviendo el que quizás sea su mayor proceso de reorganización en su centenaria historia. Esta vez se trata de Europa, un mercado relevante para la marca, el que muta en busca de una mayor eficiencia y rentabilidad, algo que ya ocurrió en otros mercados globales.

Ford Europa anuncia una reorganización para crear tres divisiones de negocio separadas: vehículos comerciales, vehículos de pasajeros y vehículos de importación. Cada una de ellas tomará decisiones en las áreas de desarrollo de producto, comercial y marketing, y también en manufactura, como una forma de responder más rápido a los requerimientos de los clientes.

El foco final de esta nuestra estructura es cumplir la meta de generar un margen operacional del 6%.

En el negocio comercial, donde hoy la marca ofrece nueve modelos y es el líder del mercado europeo, el objetivo es duplicar sus utilidades en los próximos cinco años. La alianza con Volkswagen para el desarrollo de dos vehículos comerciales en conjunto es clave en este proceso.

En el área de pasajeros, donde hoy Ford vende siete modelos producidos en Europa, se iniciará la transición energética ofreciendo al menos una versión electrificada en cada una de las gamas, ya sean híbridos de enchufe o 100% eléctricos.

Asimismo, se unirán al menos tres nuevos modelos al portafolio, con énfasis en los SUV y crossovers, incluyendo en esto al recién presentado Ford Puma. 

En el caso de los autos importados, esta unidad de negocios deberá deberán crecer al menos al triple en los próximos 5 años. Hoy, Europa importa desde Estados Unidos los modelos Edge, GT y el Mustang, pero ya está confirmado el arribo de la nueva Explorer y la llegada del anunciado SUV eléctrico de performance basado en el Pony Car, ambos en 2020.

No es lo único en cuanto a reestructuración, ya que la marca dejará de producir los C-Max y Ka, cerrará seis plantas y centros de producción de componentes para bajar de 24 que tiene en la actualidad a 18 a fines de 2020, y reducirá su planilla de trabajadores en 12 mil de los 51 mil que cuenta en la actualidad.

Ford produjo más de 1.5 millones de unidades en Europa durante 2018 y proyecta un crecimiento moderado para este año.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos