Test drive

Toyota Corolla 2020, prueba de manejo desde México

Lo manejamos de Monterrey a Querétaro por más de 750 Km.

Toyota Corolla 2020, prueba de manejo desde México

Recientemente la marca japonesa nos develó la 12va. generación del auto más vendido en el mundo por más de 50 años, nos referimos por supuesto al Toyota Corolla que en su modelo 2020, luce a mi parecer super bien y marca una diferencia con generaciones anteriores, pues luce realmente llamativo al momento que pierde esa sobriedad que siempre había tenido, por una apariencia fresca como moderna. En esta ocasión lo manejamos por una larga jornada y a continuación te damos todos los detalles.

El trayecto

Nuestra ruta comenzó desde la ciudad norteña del cerro de la silla, Monterrey, de ahí partimos rumbo a San Luis Potosí lugar donde descansamos, para finalizar posteriormente en la ciudad de Querétaro.

A lo largo de la ruta fue muy notable como íbamos avanzando rumbo al sur, como dejábamos la zona arida y seca del norte por una más verde y ligeramente más húmeda. Dijimos adiós a las plantas desérticas, para recibir a unas más "tropicales".

Sobre el Toyota Corolla 2020

Hablando de equipamiento destacable, cuenta con sistema de infoentretenimiento con pantalla de 7” y 8”,  sólo compatible con Apple Carplay por el momento. La gama de rines va desde los 15 a las 17 pulgadas son de acero como aluminio. Trae cargador inalámbrico y la capacidad del baúl es de 369 L.

En el rubro técnico tenemos que para su construcción emplea la nueva plataforma de Toyota, la TNGA, ofrece suspensión independiente en las cuatro ruedas y a nuestro mercado llegan tres motorizaciones, la ya conocida de 1.8 L de 140 Hp con 126 Lb-pie de par, otra la cual es híbrida (por primera vez en este modelo) y emplea el mismo motor de 1.8 L con un propulsor eléctrico para tener una potencia total de 121 Hp y 105 Lb-pie de torque. La tercera es para la variante tope de gama de 2.0 L con 168 caballos y 148 Lb-pie.

Las transmisiones con manual de seis velocidades y automática CVT.

El manejo de Monterrey a Querétaro

Ya habíamos tenido a prueba la versión híbrida; sin embargo pudimos manejarla nuevamente al mismo tiempo que la variante SE, la cual ostenta el nuevo motor de 2.0L.

Del primero te podemos decir y volvemos a coincidir que se comportó a la altura, ofreciendo una aceleracion uniforme, bastante razonable para incorporarte con facilidad a vías rápidas. Sin embargo, el SE es ligeramente más ágil, esos caballos de más le sientan muy bien, dándote mayor independencia para acelerar al cambio del semáforo y realizar rebases con toda facilidad. En general el comportamiento de ambos en este rubro es apremiante, aunque en lo personal elegiría el SE, pero con eso del tema de la verificación y los altos precios de la gas la compra razonable es el híbrido.

En otros aspectos técnicos, tenemos que el Toyota Corolla 2020 es un vehículo bien equilibrado, pues gracias al sistema de suspensión con el cuenta no se balancea para nada en curvas, te da mucha confianza tomarlas a alta velocidad, pues además cuentas con toda la electrónica para apoyarte. La dirección por otro lado si bien es suave y confortable, apunta bien, me gustaría que me transmitiera un poco más de lo sucede en el camino. Los frenos por su parte, se desempeñan con premura están a la orden con un ligero toque del pedal, hubo momentos por ejemplo en la caravana de viaje que tuvimos que reducir la velocidad rápidamente y éstos lo hicieron con diligencia.

Hablando de modos de manejo te podemos decir que el SE cuenta con modo Eco y Sport, si bien nos costo trabajo detectar a detalle cómo trabaja el Eco, pues estábamos sacándole jugo al motor de 2.0 L, el Sport sí funciona muy bien otorgando una aceleración ligeramente más briosa, los cambios simulados de la CVT están bien hechos, aunque siendo sinceros no te esperes un desempeño como el de una caja tradicional. Sobre el híbrido, éste trae modo Eco, Power y EV (modo completamente eléctrico), usamos éste último en el tráfico cuando nos tocó, pero superando los 40 Km/h deja de funcionar.

Durante el viaje fuimos muy cómodos manejando gracias al clima (que me gustaría fuera bizona), disfrutando de buena música vía BT y un elemento que la da un toque divertido son las paletas de cambio.

Para finalizar contemplando los kilómetros recorridos, así como una velocidad en donde en muchos tramos superamos los 140 Km/h y empleando todo el tiempo el aire acondicionado. El modelo híbrido nos otorgó un rendimiento muy bueno de 20 Km/l (el oficial es de 29 Km/l pero recordemos que es en situaciones controladas); mientras que por otra parte el SE con el motor 2.0 L nos dio 14 Km/l, un buen número si consideramos que veniamos rápido, a una velocidad fuera de lo normal.

Conclusión

Manejar el Toyota Corolla es una experiencia gratificante, pues te da mucha confianza someterlo altas velocidades como a situaciones de estrés. Es realmente cómodo viajar en él y tiene el punto a favor de que es híbrido. A mi me gustó mucho conducirlo por tantos kilómetros y realmente lo admire, pues ahora es un producto diferente con un diseño moderno, llamativo y muy fresco. Este Corolla 2020 ahora sí es muy bonito y sigue siendo un auto super confiable.

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos