Industria

Chevrolet Spark GT llegó a las 100.000 unidades producidas en Colombia

Este city car se lanzó en nuestro país en 2010 y desde entonces se convirtió en uno de los caballitos de batalla de la marca del corbatín dorado.

Chevrolet Spark GT llegó a las 100.000 unidades producidas en Colombia

En la planta de GM Colmotores se fabricó la unidad número 100.000 del Chevrolet Spark GT, vehículo que ha sido sinónimo de ventas para la firma estadounidense en Colombia.

“Este importante hito del Chevrolet Spark GT confirma que más de 100.000 clientes reconocen que es un vehículo con gran calidad y seguridad, diseño impactante, eficiencia en consumo de combustible. Nuestro Spark ha venido evolucionando y continuará ratificándose como la opción número uno del segmento de los compactos por su mayor nivel de equipamiento, comodidad para los pasajeros y acabados de gama superior”, indicó Luis Salem, Director de Mercadeo de GM Sudamérica Oeste.

El Chevrolet Spark GT que es ensamblado en Colombia, además de ser profeta en su tierra, tiene muy buena acogida en países de la región Andina como Ecuador y Bolivia.

Entre bielas y bujías

El Chevrolet Spark GT tiene un motor 1.2L que le da una potencia de 80 caballos de fuerza y 108 Nm a 6.400 rpm; que va acoplado a una transmisión manual de 5 relaciones.  El Spark GT viene con dirección asistida electrónicamente en todas sus versiones: LS, LT, LTZ y Activ.

Este último, el GT Activ, fue presentado en el SIAB2018. Esta versión es denominada por la marca como crossover y tiene dentro de sus atributos: una mayor distancia del piso, una suspensión modificada, barras de techo para portar bicicletas y cojinería deportiva.

Al respecto, Ernesto Ortiz, Presidente de GM Sudamérica Oeste manifestó que: “El Chevrolet Spark GT ha sido un exitoso modelo que ha evolucionado en el tiempo y estamos trabajando para que sea cada vez más competitivo y pueda abastecer no solo el mercado nacional sino incrementar sus exportaciones. Para ello, estamos implementando diversas estrategias para bajar la estructura de costos y contribuir a la sostenibilidad del ensamble colombiano en el corto y mediano plazo”.

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos