Autos clásicos

Alfa Romeo: excelsa combinación entre tradición y espíritu deportivo

Un vistazo a la historia de Alfa Romeo que significa pasar por algunas de las páginas más destacadas del mundo automotriz.

Alfa Romeo: excelsa combinación entre tradición y espíritu deportivo

Fundada en Milán en 1910, Alfa Romeo consiguió renombre en la industria gracias a sus numerosas victorias en las carreras de autos.  Ese mismo año nace el primer vehículo Alfa, proyectado por Giuseppe Merosi. Se trató del 24 HP, un auto rápido y confiable, con características modernas y un motor de 4 cilindros monobloque con transmisión de cardán único.

Poco tiempo después, se  ve el nacimiento del RL, el primer auto con un motor de 6 cilindros en línea. De los 56 CV de la versión Normal hasta los 83 CV Super Sport, entrega una potencia superior a todos los motores anteriores Alfa. Fue un éxito inmediato: se fabricaron 2.640 unidades con pedidos de compra de todos los continentes. Luego  llegó el 6C 1750, imbatible en la pista, brillante en la carretera pero, sobre todo, elegante y sugestivo, verdadero rey de la vida mundana.  En 1950 aparece el 1900, el primer Alfa Romeo producido íntegramente en cadena de montaje, y se suman más adelante la Giulietta y la Giulia. Son tres nuevos modelos para la familia que encarnan la perfección y el espíritu deportivo que todo alfista busca.

A finales del siglo XX, el 164 será la insignia de la época de los 80’s y 90’s. Entre sus características resaltan su tracción integral, un espléndido vestido de Pininfarina, línea destacada y deportiva, aerodinámica finísima y un confort excelente.  Pero en 1997, con el 156, comienza un nuevo recorrido –estético y tecnológico– en Alfa Romeo. El compacto 147, presentado en 2000, replica el éxito de la hermana mayor, gracias a prestaciones brillantes y a una línea deportiva y personal.

En estos últimos años,  Alfa Romeo ha desarrollado el automóvil que proyecta hacia el futuro la esencia, la tradición y la excelencia de casi 104 años de historia: el 8C Competizione. Una línea que quita el aliento y tecnología de vanguardia. El Alfa 8C es la matriz técnica y estilística en la que se forjarán todos los vehículos Alfa del futuro. Representa el espíritu Alfa en su más pura esencia.  

Dentro del portafolio actual de la marca sobresalen los siguientes modelos:

El MiTo: Un compacto más deportivo. Es moderno e innovador, y tiene un nombre que rememora la historia… MiTo, una palabra con un potente y evocador significado que ha sido elegida como símbolo de los profundos lazos de unión entre el pasado y el futuro de la marca, entre Milán, ciudad del diseño y origen del estilo del vehículo, y Torino, que vivirá su culminación industrial.

Y finalmente, el Giulietta: Desarrollado para celebrar el centenario de la marca, este modelo cuenta con una arquitectura novedosa para resaltar la fidelidad a la carretera y la agilidad, además del confort.

 

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos