Vende tu carro
Tips y Consejos

Cuida tu auto como mamá lo hace contigo

Aprovechamos esta fecha tan especial para recordarte lo que debes tener en cuenta antes de rodar en un vehículo.

Cuida tu auto como mamá lo hace contigo

Por lo general, las madres tienen el instinto de proteger a sus hijos y esto se hace evidente también en la forma en que conducen sus vehículos, puesto que ellas suelen ser más cuidadosas y consientes al volante.

Consecuente con lo anterior, nos unimos a Bridgestone, especialista en llantas y proveedor de soluciones de movilidad, en su cometido por empoderar a las madres (y por extensión a todas las mujeres) con recomendaciones útiles que les permitan conducir de una forma más segura, a la hora de ir al trabajo, llevar a sus hijos al colegio, salir con sus amigas o viajar con la familia.

Considera los siguientes consejos antes de salir en tu vehículo:

Revisa que las llantas sean las adecuadas para tu vehículo

Las llantas tienen funciones clave en el auto, puesto que son las que soportan el peso del mismo, son el único punto de contacto entre tu auto y la vía, se encargan de la tracción y de la fuerza de frenado, cambian la dirección del auto y absorben las imperfecciones que hay en la carretera.

Utilizar las llantas correctas puede mantenerte segura a ti y a tu familia. Las medidas e índices de las llantas recomendadas para tu vehículo se especifican en el manual del propietario, también se pueden encontrar en una etiqueta en el marco de la puerta del conductor o en la tapa de combustible.

Verifica que tus llantas tengan la presión adecuada

Te recomendamos revisar periódicamente la presión de inflado, pues esto ayuda a tener un mejor desempeño de las llantas, al evitar desgastes irregulares y favorecer mejores consumos de gasolina. Por lo general, puedes encontrar información sobre la presión adecuada para las llantas en el marco de la puerta del conductor.

Acomódate convenientemente en el habitáculo

Cuando se comparte el auto con otros miembros de la familia, antes de iniciar la jornada, es bueno tener el hábito de acomodar elementos como el asiento, los espejos laterales y el retrovisor. Siempre se debe manejar en forma cómoda y verificar que el rango de visibilidad periférica sea el ideal y una recomendación adicional: es conveniente revisar que no haya objetos u animales (como mascotas) en inmediaciones de un auto parqueado.

Usa siempre el cinturón de seguridad

Asegúrate de que tanto tú, como tus acompañantes, lleven siempre puesto el cinturón de seguridad en todo momento del trayecto, sin importar lo corto que este sea o si viajan en la parte delantera o trasera. De esta forma se minimizan las heridas ante un choque. Además, si cuentas con silla de bebé, es importante verificar que está instalada correctamente.

Porta y mantén al día el kit de herramientas

Los imprevistos pueden suceder en cualquier momento; desde una falla mecánica, hasta simplemente tener que cambiar una llanta por culpa de un pinchazo. Esto último se puede resolver fácilmente con un kit básico de herramientas que incluya gato hidráulico, cruceta, triángulos antirreflejantes y, por supuesto, llanta de repuesto (asegúrate de que esté inflada con la presión indicada por el fabricante). Nunca sobra llevar además elementos como guantes de seguridad, destornillador, alicates, cinta aislante, topes y cable auxiliar de batería.

Evita conducir cansada

La maternidad puede ser agotadora, más aún las primeras etapas, pero es muy importante para prevenir accidentes estar relajada antes de conducir, así que, antes de sujetar el timón, tómate tu tiempo para descansar.

Elkin Chávez recomienda

Cuentanos que opinas