Industria

Naranja y gris, los colores tendencia para los carros

En Suramérica, las preferencias apuntan hacia los tonos plateados y la variedad cromática.

Naranja y gris, los colores tendencia para los carros

De acuerdo con el estudio de Tendencias de Colores Automotrices 2019 – 2020, realizado por la división de Revestimientos de BASF, en general, las preferencias de los usuarios se inclinan por tonos inspirados en el futuro: colores atípicos como los amarillos fuera de tono y los metales dorados.

Según la investigación, las tendencias globales de color reflejan la creciente relevancia de la digitalización y el gusto por los procesos informáticos. La elección de estas tonalidades obedece a todo un análisis social que hicieron los diseñadores de BASF, el cual refleja no solo los patrones generales de consumo y comportamientos, sino también las preferencias y metas personales.

Debido a que los trabajos convencionales y de larga duración son extraños para las nuevas generaciones, estos jóvenes prefieren estilos de vida multifacéticos, lo que requiere actitudes flexibles hacia los patrones de movilidad. Los expertos consideran que esta interacción se expresa a través de una serie de colores metálicos y sólidos, con tonos que pueden ser claros u oscuros.

Todos los años, los diseñadores de BASF traducen sus hallazgos y predicciones del cambio tecnológico y social en una colección que influirá en los colores de la automoción de tres a cinco años en el futuro.

En este caso, la tendencia cromática para Suramérica se orienta por “una belleza exótica que trasciende la tradición y la tecnología”. Esto se traduce en colores que se relacionan con formas visuales frescas y nuevas; ejemplo de ello es el color naranja saturado, que se suaviza con un efecto mate que expande el efecto visual a múltiples entornos, logrando que su pigmentación sea sencilla pero intensa. En todo caso, el gris (gama de plateados) se mantiene como un color importante para la industria automotriz en la región, con una sutil interacción de tonos.

En cuanto a Norteamérica, los expertos consideran que hay una continua fascinación por la tecnología y la creación colectiva, lo que da como resultado un cambio en la paleta de colores de años anteriores, esto se manifiesta en la preferencia por mayor variedad de tonos, en lugar de la dualidad luminosidad/oscuridad. También se cree que haya mayor afinidad por el uso de colorantes y productos de fuentes ecológicas.

Elkin Chávez recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos