Tips y Consejos

5 ventajas de los vehículos con motores turbo

Estos sistemas de han desarrollado para motores a gasolina y diésel desde la Segunda Guerra Mundial.

5 ventajas de los vehículos con motores turbo

La palabra “turbo” es relacionada de forma inmediata con vehículos veloces. Sin embargo, algunos expertos señalan que los motores que cuentan con estos sistemas no solo están diseñados para desarrollar mayor velocidad.

En caso de considerar la compra de un vehículo turbocargado, tenga en cuenta las siguientes ventajas que comparte Miguel Urrea, Gerente de Ingeniería de GM Sudamérica Oeste:

1. Menor consumo de combustible

Un motor con turbocargador produce la misma cantidad de energía que uno de mayor tamaño sin él, la diferencia es que el motor con turbo usará menos combustible. Por ejemplo, si ambos producen 200 caballos de potencia, la versión turbo puede hacerlo con sólo cuatro cilindros, mientras que un motor convencional requerirá de seis.

Un motor turbocargado podría ahorrar hasta un 20% de combustible. Por ejemplo, la Chevrolet Equinox, posee un motor turbo de 1.5 litros que genera 230 Nm de torque y que brinda un excelente desempeño con bajo consumo de combustible.

 2. Menos ruido

El motor con un turbocargador es menos ruidoso que uno de aspiración natural, además posee un tamaño de motor generalmente mucho más pequeño para producir la misma cantidad de energía.

En 1962, General Motors fue uno de los pioneros en la industria automotriz al desarrollar uno de los primeros vehículos turbo de producción: el Chevrolet Corvair Monza Spyder.

 3. Desempeño en altura

A mayor altura, el rendimiento y generación de energía de un motor turbo incrementará considerablemente debido a que a mayor altura hay menor presión de aire y el turbo lo compensa.

 4. Mucho más ligero

El motor turbo puede generar la misma potencia que un motor convencional de mayor cilindrada y tamaño, sin embargo, al ser más compacto te ayuda a ahorrar espacio y peso. Un vehículo entre más ligero es más eficiente. 

 5. Menos contaminación

Un motor con turbocargado es más pequeño que uno regular, quema menos combustible y genera menos dióxido de carbono, lo que significa que es más amigable con el medio ambiente.

El turbocompresor es parte de la tendencia de la industria automotriz que busca reducir el tamaño y la cilindrada de los motores para disminuir las emisiones contaminantes y optimizar el uso de combustibles.

Héctor Siza Morales recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos