Test drive

Vuelve el amigo fiel, se llama Renault Kwid

Llegó al país cargado de buenas noticias en diseño, calidad y precio. ¿Su misión? Ganarse el cariño de los colombianos y recuperar el espacio que tuvo el recordado Renault 4 en los años 70 y 80.

Vuelve el amigo fiel, se llama Renault Kwid

Quienes alguna vez tuvieron un Renault 4 pudieron experimentar la versatilidad y buen desempeño de la marca en un pequeño vehículo capaz de superar obstáculos y llevar a sus ocupantes al destino deseado. Así lo hacían ver los comerciales de la época, donde “el amigo fiel” como se le conocía cariñosamente pasaba junto a grandes camiones, aceleraba tímidamente pero al final salía sonriente y airoso de su gran logro.

Esa misma versatilidad y desempeño reencarnan ahora en el Renault Kwid, cuyo slogan es “el SUV de los compactos”, un vehículo de similares características en tamaño, peso y precio. Tiene 3.68 metros de largo, pesa 760 kilos y cuesta alrededor de 30 millones de pesos, atributos que lo convierten en una buena opción para quienes están pensando en comprar su primer carro.

La nueva propuesta del fabricante francés, es capaz de desarrollar 66 caballos de fuerza y 69 libras pie de torque, asociado a una transmisión manual de cinco velocidades. Su diseño exterior es moderno, con apariencia de SUV, siendo un vehículo urbano con todo lo necesario para lograr un buen desempeño.

Un recorrido entre Cajicá y el Neusa, donde la altura es de 3.000 metros, nos permitió corroborar el buen desempeño de este modelo, considerado la gran evolución del Renault 4, diseñado para motorizar a varios de los mercados emergentes en los próximos años.

No en vano la preventa de este vehículo, presentado en noviembre del 2018 durante el Salón del Automóvil de Bogotá superó las 1.000 unidades vendidas en la primera semana del evento, a pesar de que las expectativas iniciales del público no eran las mejores, precisamente por su motor de tres cilindros y un litro.

La realidad comprobada de este pequeño City Car, para quienes hemos tenido la oportunidad de conducirlo, es que un litro es capaz de enfrentarse a cualquier carretera, ascender a una altura de 3.000 metros y brindar la confianza y seguridad que cualquier conductor requiere para superar los más exigentes obstáculos.

Su diseño interior es sencillo, sin mayores lujos, ni accesorios, pero cómodo y generoso en espacio tanto para los ocupantes de la parte delantera como para quienes viajan en la parte de atrás. Así mismo tiene una guantera bastante amplia para guardar los artículos y baúl con 290 litros de capacidad, con posibilidad de ampliarse al desplegar la silla trasera.

El 80 % de sus componentes fue diseñado por el Centro Técnico de la marca en Brasil. Tiene 4 airbags para brindar mayor seguridad a sus ocupantes y rines de 14 pulgadas con ruedas de tres pernos.

En Colombia se está ofreciendo en tres versiones: Life, Zen y Outsider, siendo está ultima la más equipada, incluyendo una pantalla táctil de siete pulgadas compatible con Android Auto y Apple Carplay.

Este vehículo ha sido merecedor de tres estrellas en el Latin Ncap, el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, que brinda a los consumidores información independiente y transparente acerca de los niveles de seguridad que ofrecen los diferentes modelos de vehículos.

Héctor Siza Morales recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos