Tecnología

Sistemas de asistencia al conductor no serían 100% confiables

Investigación en EE. UU. refiere que tales recursos no siempre funcionan convenientemente.

Sistemas de asistencia al conductor no serían 100% confiables

Tras una investigación, la American Automobile Association (AAA) sugiere que los sistemas de asistencia avanzada al conductor, que prometen aumentar la seguridad, aun no son 100% confiables.

Según los investigadores del AAA, luego de un recorrido de seis mil kilómetros de conducción en el mundo real, los vehículos equipados con sistemas activos de asistencia a la conducción experimentaron algún tipo de problema cada 12 kilómetros, en promedio.

Durante los recorridos se notaron casos de problemas con los sistemas de notificación y mantenimiento de cambio de carril.

También se descubrió que los sistemas activos de asistencia a la conducción, que combinan la aceleración del vehículo con el frenado y la dirección, a menudo se desconectan sin previo aviso, devolviendo casi instantáneamente el control al conductor.

AAA probó la funcionalidad de los sistemas activos de asistencia a la conducción en condiciones del mundo real y en un entorno de curso cerrado, para determinar qué tan bien respondían en los escenarios de conducción comunes.

En las vías públicas, casi tres cuartas partes (73%) de los errores involucraron casos de salida de carril o posición errática del carril. Si bien las pruebas de circuito cerrado de AAA encontraron que los sistemas funcionaron principalmente como se esperaba, se vieron particularmente desafiados al acercarse a un vehículo averiado simulado.

Al encontrar este escenario de prueba, en conjunto, se produjo una colisión el 66% del tiempo y la velocidad de impacto promedio fue de 40 km/h.

De igual forma, la investigación encontró que solo uno de cada diez conductores (12%) confiaría en viajar en un automóvil autónomo.

Para aumentar la confianza del consumidor en los futuros vehículos automatizados, es importante que los fabricantes de automóviles perfeccionen la funcionalidad tanto como sea posible, así como los sistemas activos de asistencia a la conducción disponibles ahora, antes de implementarlos en una flota más grande de vehículos.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas