Test drive

Mercedes-Benz A 250 e 2020, primer contacto desde Alemania

El nuevo híbrido ofrece un rango eléctrico de hasta 76 kilómetros.

Mercedes-Benz A 250 e 2020, primer contacto desde Alemania

Si bien Mercedes-Benz había develado el Clase A híbrido previo al IAA Frankfurt 2019 y lo hizo de manera oficial en dicha pasarela, la marca nos invitó a manejarlo en Fráncfort para tener una primera impresión de este modelo, que debería llegar a este lado del Atlántico el próximo año.

Comodidad, equipo y seguridad

Si bien ya tuvimos a prueba el Clase A, y te comentamos todo acerca de él, no sobra decir que todos los materiales de construcción son de primera, percibiéndose bien al tacto como a la vista. Los acabados son en aluminio, madera y cuero.

Tiene todas las amenidades para viajar cómodo, entre ellas el sistema integrado MBUX, con una pantalla de 10,25” el cual es muy atractivo y amigable en su uso. Posee freno eléctrico, A/A automático bizona, rines de aluminio de 18” y muchas más cosas.

En el tema de seguridad destacan recursos como: control crucero adaptativo, asistente de cambio de carril, frenado de emergencia y asistente de emergencia, que detiene el auto solo por si te quedas dormido. 

El dato técnico de este híbrido

Este Clase A híbrido enchufable, emplea un motor de combustión de 1,4 litros de cuatro cilindros que genera 160 hp de potencia y 25,4 kg-m de torque, que combinado con la entrega del propulsor eléctrico ofrece una potencia total de 218 equinos, así como un torque de 45,8 kg-m. Ambos motores se ajustan a una caja de ocho velocidades y un sistema de tracción delantera. 

En cuanto a números del sistema híbrido tenemos que el rango eléctrico va desde los 74-76 km, el paquete baterías tiene una capacidad de 15,6 kWh y puede cargarse al 100% en menos de dos horas con corriente alterna y en menos de 30 minutos con una de corriente directa. Así mismo logra recargarse en ruta con el frenado regenerativo que posee. 

Respecto al desempeño, tenemos que hace el 0-100 km/h en 6,6 segundos, la velocidad límite del sistema eléctrico es de 140 km/h y el de combustión es de 240 km/h, prometiendo un rendimiento combinado de 225 km/galón.

La sensación de manejo

Llevamos el Mercedes-Benz A 250 e a través de una ruta de 20 km que implicó un poco de vía rápida y toda la parte central de la ciudad de Fráncfort. De lo primero que nos percatamos es de la buena aceleración que ofrece, esto por supuesto es por la energía que entregan ambos motores. En condiciones normales, arrancando suavemente, te percatas de que el motor eléctrico es el que entrega la potencia todo el tiempo; el de gasolina solo entra si apremias mucho el acelerador. Que el sistema eléctrico sea el que lidere la marcha es muy bueno, pues los resultados en el tema de rendimiento seguro serán muy eficientes.

Si te preocupa cuidar tu manejo y evitar lo más que se pueda usar la máquina de combustión, puedes ir monitoreando el medidor digital de energía en el panel de instrumentos, donde indica qué tanto tienes que acelerar para emplear la mayoría de tiempo el motor eléctrico, el cual, considero, tiene un buen alcance de 76 km para la cotidianidad.

En temas de suspensión el auto se siente muy bien balanceado, la dirección transmite muy bien lo que sucede en el asfalto y en general la calidad es muy buena, no se podía esperar menos de un Mercedes-Benz, aunque sea el modelo de entrada. 

Nuestro punto de vista...

En particular, que gusta que el comportamiento del auto es muy silencioso, ágil si se le exige y viajas realmente cómodo con todas las amenidades; todo lo que tocas, ves y sientes está superbien hecho, por lo que si te compras uno verás cada peso invertido. La tecnología que ofrece es de primera y en el tema de infoentretenimiento no hay queja alguna, es superfácil de usar. Me gusta este Clase A con el MBUX y, por supuesto, que es híbrido, pues vas a ahorrar mucha gasolina desplazándote en él.  

En Europa comenzará a venderse en 2020 y arrancará desde los 45.000 dólares promedio.

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos