Conozca el Chevrolet Omega Fittipaldi de Lula Da Silva
31/08/2018 Investigación

Conozca el Chevrolet Omega Fittipaldi de Lula Da Silva

Es un sedán deportivo inspirado en el legendario piloto brasileño bicampeón de la F1.

Por lo general, cuando hablamos de dueños de carros poco convencionales o que cuestan mucho dinero, pensamos en cantantes, futbolistas, actores o actrices. Sin embargo, hoy vamos un poco más allá: los jefes de estado o expresidentes. El brasileño Luiz Inácio Lula da Silva es un apasionado por los autos al punto  de tener un flamante Chevrolet Omega Fittipaldi 2010, sedán deportivo inspirado en su compatriota Emerson Fittipaldi, campeón de Fórmula 1 en las temporadas 1972 (Lotus) y 1974 (McLaren).

Cabe mencionar, que en realidad este auto es un Holden Commodore Series II (VE)  con varios elementos para los gustos de los clientes en Brasil. Al portar el nombre de una legenda de la F1, este sedán contaba con par de trucos bajo la manga, empezando por su motor V6 de 3.6 Litros que a través de diversas modificaciones aumentaba su potencia desde los 252 Hp hasta los 292 caballos de fuerza. Este poder era enviado a las ruedas traseras mediante una caja automática de cinco velocidades.

¿Sus prestaciones? Eran bastante interesantes, ya que de acuerdo a la marca era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6.8 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada de 235 kilómetros por hora. Si por alguna razón, el Chevrolet Omega Fittipaldi, cuya producción estuvo limitada a tan solo 600 unidades, se le hace conocido, dependiendo de la región, este sedán deportivo fue conocido como Chevrolet Lumina, Pontiac G8 y Vauxhall VXR8.

Solo como curiosidad, este auto nació gracias a una colaboración que tuvieron GM Brasil y el bicampeón de Fórmula 1, misma que finalizó en 2015. Desde entonces, el brasileño está empeñado en cimentar Fittipaldi Motors LLC, que, aunque de manera oficial todavía no produce ni un solo carro, dejó claras sus intenciones con el EF7 Vision Gran Turismo creado en colaboración con Pininfarina.

Es así, que Lula da Silva destaca entre sus rivales por tener un automóvil deportivo de edición limitada que además de rendir homenaje a una leyenda del deporte motor, presume ser exclusivo del mercado brasileño. Para que esto queda claro, los autos declarados por sus contendientes políticos son Land Rover Freelander, Toyota Corolla, Toyota SW4, Hyundai Elantra y BMW 320i. Todos hasta cierto punto más comunes y menos pasionales.

 

Chevrolet Omega Fittipaldi

¿Qué opinas? Cuéntanos