Autos clásicos

Recordando al primer "GPS" de la industria automotriz

Desarrollo de Honda, lanzado al mercado en 1981 y su nombre era Electro Gyro Cator.

Recordando al primer "GPS" de la industria automotriz

Desde hace más o menos una década los sistemas de navegación se han ido popularizando y además abaratando, al punto que hoy si se cuenta con un “Smart Phone” con internet y Google Maps instalado, el sistema de navegación satelital es gratis.

Hace 30 años las cosas no eran tan simples, había que conocer muy bien las rutas, en aquellos años era muy común que en la guantera de casi todos los carros hubiera una guía de mapas de la ciudad, para saber que camino tomar.

Pensando en esto Honda creo un sofisticado sistema de “navegación” llamado Electro Gyro Cator,  algo similar a lo que hoy en día ofrecen los navegadores, se trata de una pantalla empotrada en el tablero, con un mapa graficado en la misma y una guía lumínica que nos indica la ruta correcta. Se lee fácil, pero en verdad no lo es.

Honda buscó a los desarrolladores de equipos de audio Alpine y a los fabricantes de faros automotrices Stanley Electric, y en conjunto crearon un sistema que se conectaba a la transmisión mediante un servo y calculaba la distancia con un complejo sistema que consistía en un giroscopio que funcionaba con helio. 

¿Como funcionaba el giroscopio de helio para guiar al conductor?

Honda logró que el giroscopio reaccionara con la dirección del auto, la cartografía de la zona por la cual se iba a transitar venía impresa en una hoja de acetato, el conductor insertaba el mapa en el sistema y un pequeño indicador de fieltro –conectado al giroscopio- iba mostrando en donde se encontraba el vehículo en la ruta marcada en el mapa.

Era un rudimentario sistema de navegación, un mapa que nos indicaba el punto A y el punto B, cuya única gracia era que el punto indicador iba “caminando” por el mapa sobre el camino seleccionado en el acetato que se había insertado previamente.

Un innovador sistema que dio los primeros pasos de la navegación de hoy, que no se popularizó por su alto precio, equivalente hoy a $7.000 dólares y que además el conductor debía cargar con una enorme carpeta que contenía decenas de láminas de acetato con los mapas, que debía ir insertando y retirando del sistema conforme avanzaba en su ruta.

Hoy los Honda Accord que portaban ese sistema son unas piezas de Museo.

Sistema de navegación Honda Gyro Cator de 1981

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos