Vende tu carro
Novedades

La opción más asequible para sentirse un “mini” James Bond

The Little Car Company ofrece una edición especial a escala que recrea el Aston Martin DB5 del agente 007.

La opción más asequible para sentirse un “mini” James Bond

The Little Car Company, en conjunto con Aston Martin y EON Productions, presentan el Aston Martin DB5 Junior de edición especial, denominado No Time To Die, título de la última entrega de la saga del superagente James Bond. 

La película número 25 del agente 007, que se estrena a finales de septiembre, ve el regreso a escena del icónico Aston Martin DB5, y con esta colaboración, la empresa especializada en autos a escala The Little Car Company rinde homenaje al deportivo de los años 60, al recrearlo en una escala de dos tercios del original, y le añade un tren motriz completamente eléctrico.

La edición No Time To Die cuenta con carrocería convertible en lugar del cupé original, con el fin de ofrecer espacio para un adulto y un niño sentado al lado. Cuenta con la pintura exterior característica, llamada Silver Birch (plata), instrumentos Smiths, placas de chasis numeradas individualmente y completadas con el distintivo de Aston Martin.

La marca indica que, al ser un auto de James Bond, "esta edición especial cuenta con una potencia y un alcance aún mayores que el DB5 Vantage Junior estándar". De hecho, permitiría, en condiciones especiales, rodar unos 128 kilómetros con una carga. Cuenta con un volante de liberación rápida que permite al conductor entrar y salir rápidamente, incluye un sistema de frenado regenerativo, frenos de disco Brembo y amortiguadores Bilstein, entre otros.

Para su desarrollo, el Aston Martin DB5 original fue escaneado en 3D como referencia, lo que permite una reproducción precisa. Si bien se replicaron algunos elementos del automóvil, como los instrumentos Smiths en el tablero, otras autopartes se tuvieron que reinventar, como el marcador de combustible, que se reemplazó por un medidor de batería, mientras que el registro de temperatura del aceite ahora monitorea el control térmico del motor.

También hay algunos "huevos de Pascua" propios del agente secretos: un juego de ametralladoras Gatling simuladas (con explosiones y destellos de cañón de imitación), una placa digital única que se activa a través del panel de control oculto; así como un sistema para producir una cortina de humo.

Si bien parece un auto de juguete; de hecho, no está homologado para su uso en calles abiertas, cada una de las 125 unidades del Aston Martin DB5 Junior No Time To Die tendrá un precio de 90.000 libras esterlinas, más impuestos. Esto es más de 470 millones de pesos colombianos. 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas