Industria

“Es imperativo mejorar la calidad del combustible en Colombia” (I)

El gerente general de Porsche Colombia está preocupado porque la actual regulación de la norma de emisiones en el país es la que tenía Europa hace 15 años.

“Es imperativo mejorar la calidad del combustible en Colombia” (I)

En el marco del I Congreso de Movilidad Sostenible, organizado por la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos), Juan Felipe Bedoya, gerente general Porsche Colombia, hizo énfasis en la necesidad de tomar decisiones para establecer plazos más cortos en las mejoras de emisiones permitidas en el parque automotor colombiano.

El directivo del importador local de las marcas Audi, Volkswagen, Seat y Skoda,  enfatizó en esta problemática poco visible en el país, considerando que la calidad del aire, la salud respiratoria y el uso consciente del vehículo, son aspectos que adquieren mayor relevancia en la pospandemia.

¿Cuál es la problemática?

“El estándar del nivel de emisiones para motores a gasolina que se exigen hoy en nuestro país y la calidad de gasolina, no acompañan las iniciativas que quisiéramos desplegar localmente. Necesitamos un nivel de emisiones en los motores de gasolina y Diésel mucho más robusto que nos pemita traer motores híbridos de mayor potencia y calidad”, señaló Bedoya, quien hizo parte del panel Desarrollo de la movilidad cero y bajas emisiones en Colombia.

“Actualmente tenemos un estándar de emisiones oficial en motores de gasolina Euro II, cuando en el mundo está en Euro 6c, siendo a estos últimos los que tiene sentido incluirles un motor híbrido, porque es un nivel de gasolina con bajas emisiones y un motor eléctrico que acompaña el desempeño del vehículo”, explicó.

En julio pasado, el Ministerio de Minas y Energías y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible firmaron la Resolución 40177, donde se definieron los combustibles limpios como aquellos energéticos de cero o bajas emisiones en el transporte terrestre. En esta clasificación, la gasolina, el Diésel y el biodiésel fueron catalogados como “energéticos de bajas emisiones” con un contenido de azufre máximo de 50pmm (partes por millón). De acuerdo con el importador, aunque por su contexto y descripción dicha cifra pareciera razonable, la realidad es que dista mucho de ser un número positivo para la calidad del aire.

Colombia está retrasada en la región

Se añade que el panorama es preocupante si se tiene en cuenta que la regulación para reducir esa cifra a 10pmm es de cinco años para el Diésel y el biodiésel, y de 10 años para la gasolina. Es decir, de acuerdo con lo establecido, solo hasta 2030 habrá una regulación más estricta que agudice las restricciones en materia de emisiones de material particulado y contaminante, comparable a lo que actualmente se exige en Europa.

Bedoya cree que el letargo también se evidencia en el retraso del país respecto a la norma Euro, una normativa implementada en la Unión Europea para limitar los gases potencialmente peligrosos para la salud en los vehículos nuevos. Mientras que el Viejo Continente tiene en vigencia la norma Euro 6c, en Colombia apenas contamos con la Euro IV, evidenciando una demora de 15 años en la implementación de medidas más rigurosas en la calidad de las fuentes energéticas y combustibles del transporte terrestre. Si se compara con países de la región, Chile, Argentina y Brasil ya cumplen la norma Euro V, logrando reducir el material particulado en 97%. Además, en Chile la norma Euro V entrará en vigencia a partir del 2021, lo cual evidencia una amplia brecha si nos comparamos con los vecinos de la región.

Elkin Chávez recomienda

Cuéntanos que opinas