Autoshows

Infiniti QX Inspiration Concept, filosofía japonesa aplicada a un vehículo eléctrico

La marca japonesa trae un concept que es un deleite para los ojos.

Infiniti QX Inspiration Concept, filosofía japonesa aplicada a un vehículo eléctrico

Con el correr de los días, Infiniti se va transformando cada vez más en una marca con mayores pretensiones en movilidad eléctrica. Es un hecho que esta tendencia de marcas premium asumiendo riesgos en electromovilidad, asociándolo a tecnología, ecología y otros valores,se verán seguido de aquí en adelante.

En Detroit, Infiniti nos anticipó su futuro con el QX Inspiration Concept, un modelo que buscará ser algo como el i-Pace de Jaguar, pero con ADN japonés. Su nuevo lenguaje de diseño se hace eco del Q Inspiration Concept presentado el año pasado en este mismo salón.

La limpieza y energía de un propulsor eléctrico se puede leer en su diseño, de formas musculares pero mesuradas, así como formas y cortes más orgánicos. Es como una versión más minimalista del estilo actual que lleva Infiniti en sus modelos actuales. Incluso, se ha citado al origami como influencia en el tratamiento de algunos pliegues. Vemos como la cabina cada vez toma más protagonismo en el volumen del auto, y esto se debe a que, en tiempos pasados, los autos de Infiniti presentaban tremendos motores en una plataforma con tracción trasera, generando proporciones muy clásicas y agresivas, de capó muy largo y cabinas muy retrasadas. Ahora, sin motores voluminosos en el frente, hay una proporción más neutral.

Su interior tiene algunos elementos interesantes de notar. La delicadeza en la artesanía japonesa y la suavidad de colores apelan a un concepto sutil, sensual y cálido. Se ha escogido una paleta de tonos en su iluminación y pantallas que están inspirados en "el verde del pasto primaveral (wakanae), el amarillo pálido de un huevo de gallina (torinoko), los rosados y rojos de un atardecer (akebono), así como un curioso morado, inspirado en las glicinias (shirafuji)".

A esto último debemos sumarle un techo terminado en cedro rojo japonés con nudos y granos expuestos y una consola de mármol blanco donde asoma un botón de la flor del ume, símbolo del concepto de hospitalidad (omotenashi). Más japonés este auto no puede ser.

Este vehículo, también presenta algunas pantallas panorámicas que persiguen entregar un mundo de información, pero también de fácil acceso, con menos botones. En un futuro, toda la gama de Infiniti será electrificada, sean modelos híbridos o completamente eléctricos (y con rangos confiables de autonomía) y en este caso, también hay un guiño a lo que podría ser un sistema de tracción AWD con dos motores eléctricos en cada eje y las baterías en el suelo.

Habrá que ver, porque el plan es muy ambicioso. Tan ambicioso, que el mismo concept no pudo llegar por sus propios medios a la tarima de presentación en Detroit. 

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos