Novedades

Bugatti Chiron by Lego ¡Qué juguete!

Motor de Lego, piezas de Lego, tamaño real. Y si, se puede manejar.

Bugatti Chiron by Lego ¡Qué juguete!

Dinamarca no sólo es reconocida mundialmente por sus latas de galletitas, también es hogar de una de las empresas lúdicas más reconocidas de la historia, LEGO. La estimulación de la creatividad mediante bloques encastrables se fue complejizando a través del tiempo, al punto que muchas personas crecieron y pasaron su pasión de generación en generación. LEGO está al tanto que varios clientes ya no son niños, y que algunos hasta tienen títulos de ingeniería, por eso creó la línea Technic.

Ahora no estamos hablando de simplemente unir “ladrillitos”, tenemos frente a nosotros una compleja red de mecanismos adaptables, al punto que pueden crearse objetos funcionales. Basta con darse una vuelta por la web para descubrir un sinfín de posibilidades. Pero esto que les vamos a mostrar hoy, ya trasciende todos los límites.

Lo que está viendo es nada menos que un Bugatti Chiron en escala 1:1 (tamaño real) creado con más de un millón de piezas y exactamente 13.438 horas hombre (si lo hiciera sólo tardaría mas de un año y medio en armarlo, sin dormir, sin parar para ir al baño, sin alimentarse, nada). Lo mas increíble de este modelo no sólo es su tamaño, sino que además, puede manejarlo.

¿Cómo se mueve?

No crea que esta construcción de plástico soporta la potencia del W16 con 1.500 CV que tiene el Chiron, en este caso está ante un vehículo eléctrico con una impresionante potencia de 5.3 CV y 92 Nm gracias a los 2.304 motorcitos Technic ensamblados entre sí mediante un ingenioso sistema de transmisión.

Como se imaginará, con esta ficha técnica el Chiron de LEGO no puede ser muy veloz, precisamente su velocidad máxima apenas alcanza los 20 Km/h. El dato curioso es que esta creación pesa 1.500 Kg., (unos 500 Kg menos que el Chiron original) y el dato triste es que ni siendo de juguete probablemente puedas comprarlo, ya que su costo ascendería a más de USD 100.000 si solamente consideramos que cada pieza generalmente cuesta unos 10 centavos de dólar.

En el video puedes verlo moviéndose con el piloto oficial de pruebas de Bugatti, Andy Wallace, al volante. Presta atención a las piezas móviles como el alerón, los frenos de plástico, el velocímetro completamente funcional o el sistema de luces. Lo único que no es de plástico son las ruedas y la insignia de Bugatti al frente. Es increíble pensar que todo esto funciona solamente con encastres, sin una gota de pegamento.

Afortunadamente LEGO vende un Chirón más pequeño, que aunque sigue siendo caro, es más accesible.

 

El Bugatti Chiron de LEGO

Ezequiel Las Heras recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos