Novedades

Otra demostración de por qué el alcohol y la gasolina no se deben mezclar

Queda comprobado que el consumo de alcohol disminuye los reflejos.

Otra demostración de por qué el alcohol y la gasolina no se deben mezclar

Una vez más un video nos demuestra lo que la ciencia ha dicho desde hace décadas: el alcohol disminuye drásticamente las capacidades psicomotrices. Por consiguiente el realizar actividades como conducir un automóvil hace que el riesgo de sufrir un accidente se eleve considerablemente.

Así que una de las peores cosas que se pueden realizar después de ingerir bebidas alcohólicas es tomar el volante de un vehículo. Como lo hemos dicho infinidad de ocasiones, no es necesario conducir a exceso de velocidad para sufrir un accidente mortal.

Si lo que se quiere es vivir el mayor tiempo posible, o bien no gastar dinero en servicios médicos o reparaciones en el vehículo, lo mejor es evitar la combinación de gasolina con alcohol.

 

Esto sucede cuando conduces borracho en un estacionamiento

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos