¿Qué requiere más piezas: un carro de competencia o una moto de carreras?
13/06/2017 Investigación

¿Qué requiere más piezas: un carro de competencia o una moto de carreras?

Desde SEAT y Ducati nos resuelven esta duda y nos informan la cantidad elementos y horas de trabajo que se requieren para ensamblar uno de sus modelos de competición.

La respuesta a esta interesante pregunta es sorprendente, ya que muchos pensarían que por su tamaño un auto de competencia requiere de muchos más elementos que una motocicleta, de carreras. Sin embargo, desde SEAT y Ducati, marcas que comparten un proceso artesanal en la fabricación de sus vehículos de competencia, nos informan que para la producción de un León Cup Racer se necesitan más de 1.400 piezas y 277 horas de trabajo para llegar al producto final. Este desarrollo se realiza sobre el chasis de un León de serie.

El anterior es un alto número de componentes, pero bastante inferior al que se requiere para la fabricación de una moto Ducati, en la cual se utilizan 2.060 piezas y 80 horas de trabajo. El chasis que se utiliza para una moto de este tipo, es de diseño exclusivo.

Al referirnos a los motores de los dos vehículos, tenemos que señalar que 170 kilos pesa el motor del León Cup Racer y 49 kilos el de la Ducati de competencia. En ambos casos, es una de las primeras piezas que se monta. La diferencia radica en que, en el caso del auto, éste se coloca con una grúa y, en el caso de la moto, se ancla al chasis a pulso, labor que requiere de tres operarios.

Además de los motores, en la eficiencia de un modelo de carreras también influyen las cajas de cambios. En el caso de Ducati en MotoGP, le apostaron a la tecnología Seamless, mediante la cual ya no es necesario usar el clutch, y permite el cambio en tan sólo nueve milésimas de segundo. Por su parte, el León Cup Racer opta por el cambio electrónico DSG de seis velocidades con levas en el volante.

Pero bueno la gran potencia y velocidad que desarrollan los vehículos de competencia debe ser controlada de algún modo. En el caso de los 267 km/h que alcanza el León Cup Racer y sus 1,119 kilos, se controlan con un sistema de frenos delanteros de 378mm y seis pistones; mientras que la Ducati de competencia cuenta con un disco de frenos de 340mm y cuatro pistones para manejar los 350 km/h que alcanza y sus 157 kilos de peso.

Es una comparativa no muy común pero puede dar una idea de la tecnología que se utiliza en muchas de las máquinas de competencia que podemos apreciar en las diferentes carreras a nivel mundial.

¿Qué opinas? Cuéntanos