BMW Serie 5 2017: primer contacto en Lisboa
29/11/2016 Reportes de Manejo

BMW Serie 5 2017: primer contacto en Lisboa

Manejamos la 7ª generación del sedán de lujo alemán que llega con más deportividad y tecnología que nunca.

Con sólo algunas semanas de haberse presentado en internet, viajamos a la capital de Portugal, Lisboa, para conocer de primera mano la nueva generación de uno de los autos más emblemáticos de la firma bávara.

Se trata de la séptima generación del modelo, un producto sumamente importante para la BMW y que desde su introducción en 1972, se ha encargado de transmitir los valores de la marca: deportividad, lujo y tecnología.

Mientras su antecesor apostaba por un diseño más conservador y sobrio, para esta generación de código interno G30 regresa con una propuesta más deportiva que sin duda lo separará de sus archirrivales el Mercedes-Benz Clase E y el Audi A6. También, la marca promete el mejor coeficiente de penetración en el aire de su categoría con 0.22 gracias a soluciones como las salidas de aire laterales del frente y una silueta más baja.

Un producto sumamente importante para la marca desde su introducción en 1972

Hablando del diseño, éste también nos entrega el siguiente paso para la marca con elementos diferentes como los riñones de la parrilla más grandes y que ahora se tocan con los faros para dar una impresión de que es más ancho y los mismos faros ahora cuentan con un diseño hexagonal que reinterpretan los llamados angel eyes para hacerlo más deportivo. Atrás encontramos unos "Stops" más alargados y dos salidas de escape trapezoidales.

El cambio no es solamente estético, de hecho se trata de una nueva plataforma más ligera (¡-100 Kg!) que combina el uso de materiales como el aluminio, magnesio y acero para lograr una mejor rigidez y seguridad sin comprometer la eficiencia y el desempeño.

Como uno de sus fuertes es el manejo, encontramos soluciones interesantes como la suspensión delantera de doble horquilla y el eje trasero direccional que ayuda a las maniobras de estacionamiento pero también a lograr niveles muy superiores de agarre en curva. Nada más en pruebas, BMW condujo esta generación por más de 4'700.000 kilómetros para garantizar la calidad esperada por los clientes.

Todo se trata de evolución, así que este BMW Serie 5 2017 en su versión de seis cilindros a gasolina tiene un 10% más de performance pero también ha disminuido el consumo de combustible en un 11% gracias al menor peso y a las tecnologías como las de EfficientDynamics.

Se trata de una totalmente nueva plataforma 100 Kg más ligera

Por ahora encontramos únicamente tres variantes, 530iA, 540iA a gasolina y 530D a diésel, ambos con opción de tracción sencilla en el eje posterior o integral. Pero más adelante se complementará la gama con 530e iPerformance, 520D, 520 EfficientDynamics y 550iA que también todas ofrecerán un equivalente XDrive. La versión más potente, el 550iA M Sport presume que inclusive es más rápido que el actual M5, así que sólo podremos imaginar la bestia que será el siguiente M5.

Los motores:

Por ahora, el modelo de entrada será el 530i, el cual sustituye al antes llamado 528i, el cual cuenta con el motor cuatro cilindros 2.0L turbo con 252 caballos y 258 Lb-pie de torque. Éste logra tiempos de aceleración de entre 6.0 y 6.2seg según la tracción –integral o sencilla- y una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 Km/h.

Posteriormente encontramos el 540i con el motor seis cilindros en línea 3.0L TwinPower Turbo que genera una potencia de 340 caballos y un torque de 332 Lb-pie. En cuanto a desempeño, éste logra un tiempo de aceleración de 0 a 100 Km/h de 5.1seg para la versión SDrive y 4.8seg para el XDrive, ambos están limitados a 250 Km/h electrónicamente.

Hablando de diésel, primero encontramos el 520D con el motor cuatro cilindros 2.0L con 190 caballos y 295 Lb-pie de torque que son suficientes para acelerar de 0 a 100 Km/h en 7.5 y 7.6seg y continuar acelerando hasta los 235 Km/h.

Finalmente, en el escalón más grande –por ahora- en cuestión de diésel, está el 530D con el motor seis cilindros en línea de 3.0L con una potencia de 265 Hp y un impresionante torque de 457 Lb-pie. Éste acelera de 0 a 100 Km/h entre 5.4 y 5.7seg y cuenta con una velocidad máxima de 250 Km/h.

Tecnología al por mayor

Por supuesto que al ser la última generación de uno de sus modelos más emblemáticos, BMW vertió toda la tecnología disponible, de hecho encontramos algunas cosas que se mejoraron respecto de su hermano mayor, el BMW Serie 7.

Encontramos ahora una serie de ayudas a la conducción que lo hacen un auto semi-autónomo, gracias a los asistentes de permanencia en el carril, control de crucero adaptativo y el asistente de cambio de carril. ¿Qué significa esto? Cuando la situación lo permite, el conductor puede definir una velocidad a la cual mantener un ritmo en autopista y el auto la mantendrá o frenará de acuerdo a los autos que percibe a su alrededor e inclusive girará el volante para permanecer en el carril o finalmente si el conductor activa la direccional, también  realizará un cambio de carril. Por cuestiones de seguridad es necesario mantener una mano en el volante pero el auto prácticamente hace todas las labores de forma automática.

Encontramos algunas cosas que se mejoraron respecto de su hermano mayor, el BMW Serie 7

A esto se la agregan funciones como la de estacionamiento remoto, con la cual se puede bajar del auto y éste se estaciona solo hasta con dos lugares de estacionamiento de distancia.

Por supuesto también está el sistema de reconocimiento de señales de tránsito que no sólo muestra la velocidad máxima permitida en la calle o autopista que se circula en el Head-Up Display, sino que además alimenta la red de BMW en conjunto con el GPS para mandar información a otros usuarios sobre posibles obras temporales en la ruta. Finalmente, éste también podrá detener el vehículo si por señal GPS detecta que circulamos en sentido contrario a una autopista por ejemplo.

En cuanto al sistema de info-entretenimiento, encontramos el sistema iDrive de última generación, con la pantalla sensible al tacto  al centro del tablero de 10.25 pulgadas. Éste cuenta con la nueva interfaz, misma que encontramos en el nuevo BMW Serie 7 la cual es personalizable y que cuenta con controles repetidos ya sea directamente sobre la pantalla sensible al tacto, los movimientos del iDrive, los comandos de voz y finalmente el reconocimiento de gestos aéreos para subir el volumen, aceptar o rechazar llamadas y para cambiar de estación o canción.

Funciones como la de estacionamiento remoto

100% conectado

Gracias a los sistemas BMW Connected Drive, el nuevo Serie 5 está completamente conectado con el mundo mediante un servicio de datos previamente contratado el cual abre un abanico impresionante de servicios que van desde la actualización en vivo del tráfico en ruta, asistente para buscar lugares de estacionamiento, lectura de correos electrónicos dentro del auto y la conectividad con tu teléfono y la APP con la que podrá monitorear los alrededores de tu auto cuando está estacionado o ver en tiempo real su ubicación por ejemplo.

Nuestras primeras impresiones

Durante la presentación no sólo pudimos convivir con esta nueva generación del Serie 5, sino también con las seis anteriores y así poder ver el avance que ha tenido este sedán de lujo a través de la historia.

Los cambios son dramáticos de una generación a otra pero sin lugar a dudas esta última nos sorprendió por hacer absolutamente todo mejor. La respuesta del volante, la facilidad con la que apunta en curvas, la respuesta del acelerador y el impresionante torque de la nueva generación de motores nos dejaron maravillados, aunque el tema de la conectividad es algo que nos sigue sorprendiendo día a día.

Si bien por ahora los vehículos autónomos se ven como algo muy distante en el futuro, ya podemos empezar a ver parte de estas tecnologías desarrolladas siendo aplicadas en los autos actuales y no sólo eso, sino que vemos un uso real que no pretende sacar al conductor de la ecuación, pero sí quitarle parte de la pesadez del tránsito y solamente dejándonos la parte divertida.

Hablando de diversión el BMW Serie 5 2017 tiene mucho con qué arrancarnos una sonrisa. Manejamos las versiones 530D y 540i, ambas con grandes capacidades pero lo que más nos impresionó fue la respuesta y torque de la versión a diésel que le agrega un desempeño inigualable por encima de los motores a gasolina de alto performance.

Ahora no todo es perfecto, pues si bien el sistema de info-entretenimiento es sumamente avanzado y ofrece compatibilidad con Apple CarPlay, no hace lo mismo con su equivalente Android Auto por ahora, y el reconocimiento de gestos no es completamente perfecto, algo que se entiende y que afortunadamente se puede resolver de forma más análoga mediante cualquiera de los otros controles.

Nos gustó el nivel de sofisticación de los materiales y que ahora por primera vez, también se puede elegir por un sistema de audio de alta fidelidad y firmado por Bowers & Wilkins con impresionantes 1,400 watts y que se incluye también un cargador inalámbrico para celulares y la capacidad para convertir el auto en un Hot Spot de internet para conectar hasta 10 dispositivos.

Nos impresionó la respuesta y torque de la versión a diésel que le agrega un desempeño inigualable, superior a los motores a gasolina de alto performance

 

El nuevo BMW Serie 5 2017 iniciará ventas el 11 de febrero de 2017 en algunos mercados y antes de que termine la primera mitad del año estará disponible en todo el mundo.

Más adelante, se complementará la gama con las versiones Touring (wagon) y Gran Turismo del mismo.

¿Qué le parece esta nueva generación de Serie 5?

 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos