Comparativa: Chevrolet Tracker vs. Ford Ecosport vs Renault Duster
17/06/2013 Reportes de Manejo

Comparativa: Chevrolet Tracker vs. Ford Ecosport vs Renault Duster

¿Cuál de las tres SUVs pequeñas debe comprar y por qué?

17/06/2013 Reportes de Manejo

Comparativa: Chevrolet Tracker vs. Ford Ecosport vs Renault Duster

¿Cuál de las tres SUVs pequeñas debe comprar y por qué?

Antecedentes

El segmento que en algún momento fuera inaugurado y dominado por el Ford Ecosport es hoy en día uno de los que más están creciendo no solo en volumen de unidades vendidas, sino también en cuanto a opciones.  Aun considerando lo anterior,  no está ni cerca de haber llegado a su máximo potencial, y para muestra basta ver la ofensiva de productos que llegarán a competir con las ya disponibles Duster, Ecosport y Tracker.

Este fenómeno tiene una explicación; los autos con apariencia de camioneta (mejor conocidos como crossovers) son percibidos por los consumidores como más seguros en virtud de su posición elevada de manejo, están de moda o simplemente brindan más estatus social. Pero cualquiera que sea la razón, las ventas crecen de manera sostenida en todos lados.

Este joven segmento se ubica por debajo del de los SUVs compactos, que también se encuentran en franco crecimiento y que actualmente son dominados por el Honda CR-V, aunque existen muchísimas opciones como: Ford Escape, Chevrolet Captiva, Nissan X-Trail, Mazda CX-5, VW Tiguan, etc. La característica de las SUVs pequeñas es que comparten plataforma con  vehículos del segmento de los subcompactos, es decir: La Chevrolet Tracker emplea la plataforma del Sonic, la Ford Ecosport hace lo propio en la del Fiesta, mientras que la Renault Duster está montada en la plataforma del Sandero.

Los contendientes


Renault Duster

Se erige como La SUV más accesible del mercado, con un precios base de $42'490.000 millones de pesos. Hay que darle a la marca todo el crédito que se merece por haber logrado un producto tan bien adaptado a las necesidades de los consumidores, tan es así que es el más vendido para la firma francesa. Este modelo francés ofrece un look rudo, de SUV tradicional y la posición de manejo es bastante elevada, es además el que más espacio de baúl ofrece de las tres.

Mecánicamente no tiene ninguna novedad ya que emplea un 2.0 litros con 133hp y 141 lb-pie de torque que conocemos en Renault desde hace tiempo. Se puede acoplar a una transmisión manual de 6 cambios o una automática de cuatro. 

Como ya es bien sabido por todos, el Duster y Sandero son en realidad vehículos de la marca de bajo costo Dacia, propiedad de la alianza Renault–Nissan que existe para atender a mercados los emergentes de Europa, aunque en el Mercosur le han funcionado muy bien bajo el emblema de Renault. Lo anterior explica el tacto áspero de plásticos, algunos botones y controles que son los mismos que se utilizaban en el Clio de segunda generación, y delatan al Duster como un auto de pretensiones accesibles.

Tras el volante, el Duster en su versión manual acelera un poco más rápido que sus dos competidores en virtud de su mejor relación peso-potencia, aunque la marcha es la menos refinada de las tres, dejando pasar más ruidos y vibraciones, así como menos precisión y retroalimentación al conductor.

Chevrolet Tracker

Fabricada en México, esta pequeña SUV inició ventas a finales de 2012 y ha resultado todo un éxito para la firma estadounidense desde que se presentó en el Salón del Automóvil de Bogotá., con un rango de precios que va desde $47'800.000 millones de pesos hasta los $53'800.000 para la variante LT Automática. La Tracker es mucho más costosa que el ejemplar francés.

El motor es un 1.8 litros de 140hp y 129 lb-pie de torque acoplado a transmisiones manual de cinco velocidades o una automática de seis con modo manual, la mecánica, no podemos dejar de mencionar es eficiente, pero lo hace lento cuando hablamos de aceleraciones y recuperaciones, de hecho la Tracker resultó ser la menos rápida de los tres.

Por lo que hace a la calidad de marcha, la Tracker es la mejor de este comparativo, mostrando mejor aislamiento acústico y confort al momento de circular, la calidad de materiales y ensamble es también muy superior al de sus competidores, validando la buena fama que tiene la manufactura mexicana en relación con la brasileña y para el caso de esta comparativa, la colombiana que al tener todo el sourcing de Brasil, hacen del Renault  un producto cuasi de la tierra de la samba. 

Cuando evaluamos la versión más equipada, la diferencia no hace más que acrecentarse, características como las seis bolsas de aire, control de tracción, GM MyLink con pantalla táctil o los rines de 18” convierten a la Tracker en la mejor opción por lo menos desde el punto de vista del producto. Es decir, si tuviéramos que elegir dejando de lado los aspectos monetarios la comparativa sería fácilmente dominada por el Chevrolet. Un hecho "Imperdonable para GM México" y prácticamente digno de perder la comparativa en las versiones básicas, es que la Tracker es el único de los tres exponentes que no ofrece ABS en su versión de acceso. 

Ford Ecosport

El pionero del segmento, que se encuentra ya en su segunda generación empleando la plataforma más actual del Fiesta es el Ecosport. Ford se ha esforzado mucho en hacer de esta nueva generación un producto global y no uno que atienda solamente a las necesidades de América del Sur o México, como es evidente, el diseño tanto exterior como interior va acorde con las tendencias actuales de la marca, incluso en ese ámbito es el más propositivo de los tres.

Mecánicamente recurre al mismo 2.0 litros que utilizaba su predecesor, con 145 hp y 137 lb-pie de torque acoplado a transmisiones manual de 5 velocidades o automática Powershift de clutch dual de seis cambios. Tenemos entonces que la Ford es el más potente, pero también la más pesada por lo que es ligeramente menos briosa que la Duster, aunque si logra despegar más rápido que la Tracker.

Tras el volante, la Ecosport se percibe más refinada y silenciosa que la Duster aunque no demasiado, también es cierto que la calidad de plásticos y ensamble es ligeramente superior que el citado exponente de Renault, pero se queda corto cuando se le compara con la Tracker. Adicionalmente el extremo diseño del interior con esos trazos tan dramáticos no agradará a todos. Destaca la presencia del sistema de comandos de voz SYNC en todas las versiones, así como doble bolsa de aire y ABS desde la variante SE que es la más accesible.

El peor enemigo de la Ecosport es su origen y no pretendo sonar despectivo ni mucho menos pero el ser fabricado en Brasil le confiere dos problemas al modelo de Ford, por principio de cuentas el precio que es el más elevado de los tres competidores, con un rango entre $51'990.000 millones de pesos hasta $57'290.000, ya que la fortaleza del real es innegable. Y el otro es la calidad de armado y materiales, que siendo honestos no están al nivel de la Tracker y aunque si ligeramente superiores que en la Duster, no son lo suficiente como para justificar el increíble salto en precio.

 

Los contendientes
Renault Duster $42'490.000-$54'090.000 Chevrolet Tracker $47'800.000-$53'800.000 Ford Ecosport $51'990.000- $57'290.000
Motor L4 2.0 litros Motor L4 1.8 litros Motor L4 2.0 litros
Potencia 133 hp Potencia 140 hp Potencia 145 hp
Torque 141 lb-pie Torque 129 lb-pie Torque 137 lb-pie
Caja Manual 6 vel Caja Manua 5 vel Caja Manual 5 vel
Caja Automática 4 vel Caja Automática 6 vel Caja Automática 6 vel

 

 

¿Cuál es el ganador?


Para establecer un ganador se deben analizar todos los factores que implican poseer un vehículo, si consideráramos solo el precio o si se pagara de contado, el Duster tendría una clara ventaja casi determinante para nombrarlo como el ganador, mientras que si analizamos únicamente los atributos del producto como manejo, calidad de armado o equipamiento, la balanza se inclinaría por la Tracker.

Pero en orden de tomar una decisión bien racional, es necesario incluir otras variables que impactan directamente como: los costos de mantenimiento, seguro e incluso el gasto de combustible, así como los aspectos relativos al financiamiento ya que una buena parte de las ventas de este segmento se dan por esa vía.

Considerando lo anterior, intentamos proporcionar el Costo Total de Propiedad de cada vehículo a tres años, que sería un plazo adecuado para el financiamiento, este ejercicio aunque no es perfecto en virtud de que no se considerarán aspectos como los gastos de mantenimiento no programado o el incremento a futuro que pudieran sufrir cada uno de los elementos que lo integran nos permitirá determinar cuál de los tres es la compra más racional.

Una vez que hemos determinado el Costo de Propiedad y adicionamos otros aspectos menos cuantificables como la percepción que tuvimos de cada vehículo tanto por manejo, como por ensamble y calidad de materiales, hay  que decir que para emitir un buen juicio debemos dividir la comparativa en dos, es decir cuando se hable de las versiones de entrada hay un ganador, un segundo y un tercero que no son los mismos cuando hablamos de las versiones más equipadas.

Para las versiones base:


1. Ford Ecosport SE Manual

La pelea aquí es cerradísima y se da entre Duster y Ecosport, sin embargo el exponente del óvalo azul se queda con el primer lugar porque como habíamos mencionado antes, aunque por muy poco, pero sí es un vehículo más refinado y mejor construido que el Renault.

En los precios de lista, el Ecosport es más costoso que el Duster, también es más caro de mantener  en el cálculo a 60 mil kilómetros y ambos son prácticamente iguales en cuanto a los costos de seguro. Sin embargo, el Ford tiene en el financiamiento un arma insuperable, y es que con una tasa de 5.49% Ford Credit es el más atractivo de los tres y ello propicia que al final del periodo de 3 años, la diferencia del precio inicial no resulte tan significativa. Por último, al ser la versión manual no debieran existir inconvenientes de confiabilidad mecánica de consideración.

2. Renault Duster Expression Manual

Prácticamente ya mencionamos las razones por las que el exponente francés se queda en segundo lugar cuando analizamos las versiones de entrada, es ligeramente menos refinado y tanto los plásticos como la calidad de ensamble están un escaloncito abajo del Ecosport.

Renault tiene un área de oportunidad importante en el tema del financiamiento, ya que ofrece costos de mantenimiento y precio inicial más bajos que el Ford, sin embargo, con una tasa del 12.59% es el menos competitivo de los tres y en el periodo de 3 años termina por diluir casi por completo la ventaja que tenía en el costo inicial.

También al ser una caja manual, el Renault Duster de acceso no debiera presentar fallas costosas o extrañas.

3. Chevrolet Tracker LS

Pese a que laTracker presenta un Costo de Propiedad prácticamente igual al de la Ecosport y como ya mencionamos en varias oportunidades, es desde el punto de vista del manejo y de la calidad de armado, el mejor. La razón de caer en tercera posición radica en que no ofrece ABS en su versión de acceso. Ese factor impide posicionarla mejor en este comparativo, ya que es una tecnología de seguridad que a estas alturas ya debiera ser obligada.
 

Para las versiones tope:


1. Chevrolet Trax LTZ

Aquí, las cosas resultan al contrario, la Tracker además de ser la de mejor calidad de marcha, materiales y armado, también ofrece más nivel de equipamiento de seguridad, con seis bolsas de aire en relación con las dos de sus competidores, control de estabilidad y de tracción, sin mencionar aspectos estéticos y de conveniencia como los rines de 18”, asientos forrados en piel y el sistema de info-entretenimiento con pantalla táctil MyLink .

La Tracker LTZ ciertamente es la más cara en el Costo de Propiedad a los tres años de los tres competidores, sin embargo nuevamente la diferencia diferida por mes es poca, con respecto de Duster y aunque parezca mentira el concepto que impacta negativamente a la Tracker es el costo del seguro, ya que es el de costos de mantenimiento más accesibles y la tasa de interés si bien no es tan baja como la de Ford Credit, ofrece un valor muy cercano, de 6.2%.

Mención aparte se merece la transmisión automática de seis velocidades, es sumamente refinada, con un funcionamiento suave y en realidad una característica que le otorga muchísima superioridad al modelo de Chevrolet.

2. Ford Ecosport Titanium Aut

Nuevamente la mejor arma del Ecosport resultó ser el financiamiento, resulta inverosímil que con un precio de lista por encima de la Duster y siendo el de costos de servicio más elevados, pueda entregar un Costo de Propiedad para nada alto y si lo prorrateamos en los tres años la diferencia es de apenas 66.6 pesos mensuales (ni un Mc Trio).

Adicionalmente a los atributos ya antes mencionados que hacen del Ecosport una mejor opción que la Duster, en esta versión Titanium hay otros factores que fortalecen la elección, como el control de estabilidad o el aire acondicionado automático de dos zonas.

Claro está que la transmisión Powershift no tiene fama de confiable, eso es cierto, sin embargo tampoco la tienen las cajas automáticas de Renault (basta recordar al Laguna, Clio/Platina, Megane, etc).

3. Renault Duster Dynamique Aut Pack

El Renault Duster queda en tercer sitio debido a su financiamiento menos competitivo, con una tasa de interés de 12.59% y aunque presenta unos costos de servicio inferiores al Ecosport, también es  verdad que resulta más caro de asegurar.

Al final, el Duster demanda una inversión a 3 años prácticamente igual que el modelo de Ford y ofrece menos nivel de equipamiento, así como ya lo mencionamos antes, un nivel de acabados y manejo inferiores.

 

* Datos del estudio realizado en el mercado mexicano

Chevrolet Trax vs Ford Ecosport vs Renault Duster

¿Qué opinas? Cuéntanos